Un gran domingo religioso con misa rociera y romería pone fin a la feria

  • Los vecinos de la barriada nijareña rinden homenaje a sus patrones, San Isidro y Nuestra Señora de la Asunción

Las fiestas populares dan paso durante la tarde de hoy a la tradición, en una jornada donde los actos religiosos atraerán todas las miradas. Como no podía ser de otra forma, dada la arraigada tradición agrícola de esta pedanía nijareña, los actos religiosos se ofrecerán a sus patrones, San Isidro Labrador y Nuestra Señora de la Asunción.

Pocero y agricultor de profesión, a San Isidro se le atribuyen diversos milagros relacionados con el campo, por lo que no es de extrañar que Campohermoso demuestre una especial devoción a este santo, encargado de bendecir los campos, fuente principal de riqueza de la zona.

Las actividades religiosas darán comienzo a las 19:30 horas de la tarde de hoy, con una solemne misa rociera en la plaza del Ayuntamiento. La alegría, colorido y devoción que envuelve a este tipo de eucaristía, será el comienzo de una tarde cargada de tradición que rememora los orígenes de esta festividad.

El coro rociero Hierbabuena, compuesto por ocho mujeres y cinco hombres, ofrecerán un amplio repertorio de canciones que rendirán homenaje a San Isidro y a Nuestra Señora de la Asunción.

Las imágenes de estos santos son ambas de madera no policromada, adquiridas durante la etapa de colonización, época en la que empezó la implantación de los primeros invernaderos.

La devoción y la fe continuarán durante la procesión que a continuación recorrerá las calles de esta pedanía, acompañados por la Banda Municipal de Música de Los Gallardos.

Los santos saldrán de la iglesia con una gran traca de petardos, para recorrer el casco urbano hasta llegar a Torre del Campo. Vecinos de la localidad y de municipios limítrofes acompañarán a los santos en todo momento, en una tarde, que según la tradición, tanto mayores como pequeños salen a la calle con sus mejores vestimentas.

La música de la banda, el ruido de los cohetes y el intenso olor a pólvora abrirán paso a la procesión, que partirá de la plaza de la iglesia a las 20:30 horas.

A la llegada de las imágenes a la iglesia, donde se guardarán hasta el próximo año, una gran traca pondrá fin a los actos religiosos, para dar paso a la apertura de las casetas rocieras y a las carpas nocturnas.

Desde la Comisión de Fiestas se espera una gran afluencia de público a estos actos religiosos, que aportarán la parte más tradicional de las fiestas. El recuerdo a los orígenes de la festividad y a los antepasados que fundaron la pedanía estará presente en todo momento en una zona inminentemente agrícola que todavía pide a los santos que el cielo traiga lluvias y la tierra buenas cosechas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios