La escuela, cuna de la integración

  • Las aulas de la provincia cuentan con más de 9.000 alumnos de origen extranjero

  • El colegio de Santa María del Águila es uno de los centros de referencia para las familias inmigrantes

Mohamed, Fatima, Abdessalam, Jadiya, Said, Salma, Liviu, Nicoleta, Dragos,... más de 9.000 alumnos de origen extranjero acuden a diario a sus clases en los colegios de la provincia de Almería, especialmente a aquellos ubicados en municipios en los que la agricultura es el sector principal, como ocurre en El Ejido y todas sus pedanías, y en Nijar y su Comarca. El centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Santa María del Águila, en El Ejido es uno de los colegios de referencia para las familias de la zona, donde un 60% del alumnado es de origen extranjero. Chaimae Sabí tiene 11 años, es la segunda de cuatro hermanos y hace apenas un año llegaba junto a su familia al municipio ejidense dejando atrás su ciudad natal, Oued-Zem en el centro de Marruecos. Los padres de la menor eligieron este centro para escolarizar a sus cuatro hijos y comenzar así una nueva vida a cientos de kilómetros de su país de origen. Una distancia que lleva consigo numerosos cambios en el día a día de pequeños y mayores, y en la que cobra especial protagonismo el centro educativo en el que los menores comenzarán a labrar su futuro. Eva Contreras es maestra del Aula Temporal de Adaptación Lingüística (ATAL), del CEIP Santa María del Águila, confiesa que cuando llegan nuevos alumnos de países extranjeros "ponemos a disposición tanto de los menores como de sus familias todos los recursos de los que disponemos". El colegio cuenta con un Plan de Acogida que se actualiza con carácter anual en el que se recogen medidas como la entrega los padres de documentación fundamental para el funcionamiento del centro, información de actividades escolares y extraescolares... "También se recogen medidas como la actuación en el aula ordinaria con un tutor para el alumno que le ayudará en los aspectos fundamentales del día a día y le guiará en los horarios". "Lo más importante es que el alumno se sienta en todo momento arropado y guiado en su día a día escolar, ayudando incluso al establecimiento de relaciones sociales fuera del ámbito escolar", ha subrayado la docente de ATAL. Uno de los aspectos esenciales que se trabajan con los menores inmigrantes que se incorporan a las aulas es el mantenimiento de la cultura de origen. "Se organizan distintas actividades a lo largo del año, donde se trabajan aspectos culturales de las distintas nacionalidades que se encuentran en el centro". Cabe detallar que en este colegio de la barriada ejidense de Santa María del Águila el 60% del alumnado es de origen extranjero. En su mayoría marroquíes, seguidos de rumanos. "El trabajo en inclusión es muy importante y tratamos de adaptarnos mutuamente". En lo referente a la religión, "se imparte la religión cristiana para los autóctonos y el resto se queda en Atención Educativa". Aunque no estudian su religión en clase, el centro se adapta a las costumbres de la mayoría y la carne de cerdo no forma parte del menú del comedor escolar. La jefa de estudios del centro, Lidia Carrasco, ha señalado que aunque hay que seguir trabajando por la inclusión, "la integración es cada vez mayor".

"En los últimos años hemos ido experimentando muchos cambios significativos". "Los padres generalmente cuando llegan no conocen la importancia que tiene el que los niños vayan todos los días al colegio. En este sentido hemos avanzado y les explicamos la importancia de acudir a clase a diario, de hacer los deberes y de participar en la dinámica del centro". "Trabajar en agrupamientos flexibles es una de las claves del éxito, y hay que destacar que las notas de los niños lo ponen de manifiesto". "Los padres se han concienciado de que sus hijos tienen que estudiar por un futuro mejor".

El Sistema Educativo Andaluz establece los principios de igualdad, equidad y solidaridad como ejes a través de los cuales se desarrollará el proceso educativo de los niños y niñas andaluces. El carácter universal del sistema, que garantiza el acceso gratuito a la educación a toda persona que resida en Andalucía, con independencia de cualquier otra circunstancia personal, familiar o social, responde necesariamente a estos principios. La población escolar andaluza, como el resto de la sociedad, se caracteriza por su diversidad social y cultural por lo que, durante los últimos años, han surgido necesidades en el contexto educativo y consecuentemente se han arbitrado las respuestas a esta situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios