La exsecretaria del Patronato dice que no fiscalizaba y que hay firmas falsas

  • María Teresa González asegura que era Luis Pérez Montoya el que tomaba la iniciativa

  • Dice que pagó todos sus viajes personales con su dinero

Cuatro iban a ser los acusados que declarasen este lunes ante los magistrados de la Audiencia Provincial en la vista oral del caso 'Facturas' sobre el presunto saqueo de las arcas del Patronato de Turismo de Almería. Entre ellos el exvicepresidente de la Diputación y expresidente de este organismo, Luis Pérez Montoya, y la exsecretaria delegada María Teresa González. Finalmente, la única que declaró durante toda la mañana y prácticamente para responder únicamente a las preguntas del fiscal fue esta última, quien intentó salvar el barco apuntando a supuestas firmas falsificadas en facturas que en teoría conformó ella, asegurando además que no tenía potestad para fiscalizar que se hubiesen prestado los servicios por los que habían sido emitidas. En concreto, señaló que era la única funcionaria de carrera en el Patronato de Turismo y que empezó a conformar las facturas de este organismo a finales de 2009, comprobando únicamente los "datos formales", tales como la fecha y que el proveedor e importe fueran correctos con lo recogido en el plan de promoción del Patronato o del acuerdo de un "órgano unipersonal o colegiado", ya que "la prestación del servicio no responde al conforme de una factura". Aseguró asimismo que ella no llevaba la "iniciativa" para la contratación de bienes y servicios por parte de este organismo. "Es el vicepresidente el que tiene la iniciativa", manifestó en referencia a Luis Pérez Montoya, añadiendo que los informes jurídicos emitidos para esas contrataciones eran también "a propuesta" de él y que daba el conforme a las facturas después de que este le dijera "que eran correctas, en unos sí y en otros, no". "No detecté que no eran reales ni que los funcionarios que figuraban no habían viajado porque te llega una factura y tu le das presunción de validez", dijo.

Ha insistido por activa y por pasiva en que es la intervención la que debe comprobar que se han prestado los servicios porque "tiene mecanismos para ello". Al ser interpelada por viajes Leitour, que según el fiscal habría confeccionado 107 facturas por valor 411.525,24 euros, sostuvo que de las 99 que supuestamente son falsas, solo nueve fueron conformadas por ella porque había firmas en las mismas que no eran suyas. Un argumento que ha repetido en otros casos como el de Publifiestas Conde, apuntando asimismo que durante la fase de instrucción el gerente del Unicaja Voley le indicó que en un restaurante se reunieron los representantes de Leitour, el empresario Joaquín Conde, el presidente del Unicaja, Ramón Sedeño y el vicepresidente de la Diputación, entre otros, para acordar el pago de una deuda al club mediante la emisión de facturas por parte de la agencia de viajes. Defendió que realizó viajes personales con Leitour pero que los pagó con "30.000 euros que me dio mi pareja" y ha achacado a la casualidad el que en algunos de los mismos coincidiera con otro de los abogados, Juan Bisbal, a pesar de que en la reserva de parte de ellos aparecían varias personas. Si Leitour dice que esos viajes se pagaron desde el Patronato, no tengo explicación de porqué lo dicen pero si es verdad que muchos billetes los he gestionado yo y los importes no coinciden", apuntilló. Negó tener amistad con los empresarios encausados, pese a que en el procedimiento hay constancia de una relación telefónica "fluida" y que "concertase" con estos, como así lo manifestaron en instrucción, qué debían hacer constar en estas facturas al tiempo que ha remarcado que ella "ni sabía de facturación falsa ni se las inventó", volviend a fijar la atención en Pérez Montoya. Con respecto al anticipo de caja fija, de cuya cuenta reconoció ser la "única habilitada" y con acceso a la tarjeta de crédito asociada, y de la que, según el Ministerio Público se habrían detraído fraudulentamente 73.000 euros, aseguró que para pagar "yo siempre llamaba a Luis Pérez, quien me decía quien había comido y por qué motivo". Por último, sobre los 20.000 euros en su cuenta personal, supuestamente para los gastos de un Fitur y la existencia de dos facturas supuestamente falsas para "justificar la no devolución de casi 5.000 euros", dijo que se ingresó esa cantidad por falta de tiempo para pagar gastos de la feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios