La extraña desaparición de Gabriel en Las Hortichuelas

  • El martes por la tarde se perdió el rastro de este niño cuando iba a ver a unos primos en la localidad nijareña

  • Centenares de personas se suman a la búsqueda, que no ha dado resultado

Martes 27 de febrero, tres de la tarde. El pequeño Gabriel Cruz Ramírez, de ocho años decide ir a visitar a sus primos. El menor se encuentra pasando los días festivos del puente del 28-F en Las Hortichuelas junto a su padre en casa de la abuela paterna. La casa de sus primos se encuentra a menos de cien metros de este lugar, apenas unos minutos para un niño. Su abuela lo acompaña hasta unos postes del tendido eléctrico y se despide de él.

Unas horas más tarde, su familia se dirige al domicilio en el que supuestamente Gabriel ha pasado la tarde jugando. Sin embargo, a su llegada se encuentran con la sorpresa. El niño nunca ha llegado a su destino y nadie parece haberlo visto desde que su abuela dejó que recorriese un camino que era perfectamente conocido para él. A partir de este momento comienza una búsqueda que por el momento no ha dado resultado.

Viste un pantalón negro Adidas con rayas blancas y una chaqueta roja con capucha

El 112 de Andalucía recibió sobre las ocho de la tarde varias llamadas de familiares del niño alertando de su desaparición. También la Guardia Civil tuvo pronto conocimiento de lo ocurrido y junto a la Policía Local de Níjar, la Policía Autonómica, y Protección Civil de Níjar y Carboneras mantuvieron durante toda la noche un amplio dispositivo entre Las Hortichuelas y Las Negras para intentar con el rastro de Gabriel.

La madre de Gabriel, acompañada de amigos y familiares antes de atender a la prensa. La madre de Gabriel, acompañada de amigos y familiares antes de atender a la prensa.

La madre de Gabriel, acompañada de amigos y familiares antes de atender a la prensa. / Rafael González

En paralelo comenzó una movilización en las redes sociales, un espacio que ha servido tanto para difundir la alerta de su desaparición como, por desgracia, para dar cancha a un gran cantidad de bulos que han tenido que ser desmentidos puntualmente por las autoridades. Precisamente, a través de Facebook, Twitter, etc., particulares y entidades como SOS Desaparecidos informaron de la desaparición y de que el menor llevaba un pantalón negro Adidas con rayas blancas y una chaqueta roja con capucha cuando ocurrió.

La madre del niño y un familiar del padre incidieron en declaraciones a los medios en este relato de los hechos. "Es un pueblo en el que nunca ha pasado nada, los críos están siempre de arriba para abajo", llegó a señalar un primo del progenitor.

El padre de Gabriel ha expresado un convencimiento que también tienen otros familiares, que el niño no está en Las Hortichuelas porque "se lo han llevado". El progenitor hacía referencia a un Seat Inca de color blanco que fue visto por la localidad e incluso señaló que a su hijo podrían haberlo secuestrado "dos marroquíes". Esta versión no ha resultado totalmente verosimil para los investigadores, ya que fuentes del Instituto Armado han señalado que, si bien no es posible descartar nada por el momento, no se trata de una línea prioritaria en los trabajos que se están llevando a cabo para localizar a Gabriel.

De hecho, el dispositivo de búsqueda fue reforzado ayer con medios aéreos, unidades caninas y voluntarios. En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento andaluz, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, informó de esta medida y de que también se había contado con los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) por si tuvieran que actuar en el entorno y unidades caninas de búsqueda de personas. Según el delegado del Gobierno, de momento no hay ningún dato en relación con las circunstancias personales o familiares que pudieran indicar alguna causa de la desaparición. "Hemos puesto en marcha el más amplio dispositivo para tener un resultado positivo lo antes posible", recalcó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios