serón

La fallida mudanza de Las Menas puede ser su revulsivo para volver a abrir

  • El alcalde ya realiza gestiones para tener una reunión con el consejero de Turismo y acabar con tres años de cierre del complejo Aún no se ha iniciado la devolución de los muebles

"Espero que con todo el ruido mediático que se ha formado con el Complejo de Las Menas, la Junta de Andalucía acelere su puesta en marcha". Así de tajante se ha mostrado el alcalde de Serón, Juan Antonio Lorenzo, días después de paralizar la "mudanza" que la administración autonómica había comenzado en este complejo turístico en plena sierra y del que finalmente ha tenido que recular y apuntar que fue una confusión por "falta de comunicación".

Lorenzo tiene claro que este incidente tiene que ser, a corto plazo, "positivo" porque entiende que "en la Junta ya se han dado cuenta de que no se puede continuar con un complejo turístico cerrado a cal y canto". Y es que la zona lleva cerrada ya más de tres años y hasta el momento las negociaciones para conseguir su titularidad municipal para su posterior explotación seguían paralizadas. Una situación que puede terminar revirtiéndose con el sonado caso de la mudanza de diversos muebles y equipamientos del complejo a un guardamuebles de la Junta.

"Lo primero que espero es que en los próximos días aparezcan los camiones con todo lo que se llevaron y después me voy a reunir con el Consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, para reactivar el tema. No podemos ni queremos seguir así", espeta Lorenzo que no oculta su malestar con todo lo sucedido.

"Tengo la corazonada de convertir este problema en una oportunidad, y viendo el follón que se ha armado que desde la Junta de Andalucía se pongan las pilas. Lo que no hemos conseguido en tres años, a lo mejor se reactiva ahora con diálogo y con razones de peso", añade.

La situación es clara. El Complejo de Las Menas, a lo largo de estos treinta y tres años desde que fuese adquirido por la Junta en 1983,ha supuesto una inversión de más de veinte millones de euros. Once apartamentos de un dormitorio y 8 de dos estancias, un salón para seminarios y congresos con capacidad hasta 80 personas y un restaurante que tras la visita de los operarios de la Junta, se quedó sin cocina. Lo mismo ha sucedido con las instalaciones de climatización, calefacción, electricidad o fontanería del edificio principal y apartamentos, que por no dejar, no han dejado ni los interruptores de la luz.

Una situación límite que ahora el Ayuntamiento de Serón quiere revertir para volver a poner en marcha una de las "joyas turísticas de la comarca del Almanzora" y "que si no se hace nada terminará languideciendo y muriendo", espeta Lorenzo.

Por ello el regidor considera de vital importancia la reunión que quiere mantener el consejero de Turismo para conseguir un compromiso formal para reactivar este complejo turístico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios