Las farmacias comienzan a dispensar las agujas hipodérmicas de insulina

  • Se trata de un programa piloto del SAS que se está extendiendo por todas las provincias

Cajas de agujas hipodérmicas que ya se adquieren en las boticas almerienses. Cajas de agujas hipodérmicas que ya se adquieren en las boticas almerienses.

Cajas de agujas hipodérmicas que ya se adquieren en las boticas almerienses. / d.a.

Las farmacias almerienses han comenzado ya a dispensar las agujas hipodérmicas de insulina dentro de un proyecto piloto que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) inició en Sevilla y que se está extendiendo al resto de provincias. En Almería, esta orden entró en vigor el pasado lunes 27 de noviembre, aunque es cierto que las boticas están ajustándose a ella de forma progresiva.

Hasta ahora, las agujas hipodérmicas para la administración de insulina y otros medicamentos se han suministrado a los pacientes diabéticos del sistema sanitario público de Andalucía de forma directa en los centros de salud. Con el fin de facilitar el acceso a dichos productos -y al igual que ya se hacía con las tiras reactivas para determinación y control de la glucemia-, se inició una experiencia piloto el 1 de noviembre de 2016 en Sevilla cuyos resultados, una vez analizados, aconsejaban la extensión de dicho pilotaje al resto de provincias andaluzas de forma progresiva. Esta medida se instauró el pasado 1 de octubre en Málaga, el 1 de noviembre en Cádiz y Huelva, el 27 de noviembre en Córdoba, Almería y Granada; y el 1 de febrero de 2018 llegará a Jaén. Según el concierto firmado entre el SAS y el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, se dispensarán, con cargo al SAS, las agujas hipodérmicas de insulina que sean prescritas en receta oficial del sistema público de salud, tanto en soporte papel como en receta electrónica. Las boticas recibirán del SAS, como máximo, 4,90 euros por caja expedida. Para el control de la dispensación, las oficinas de farmacia deberán recortar el trozo del cartonaje del envase que contiene el código de barras que identifica el producto y colocarlo en el lugar reservado para el cupón precinto, tanto en las recetas manuales como en los modelos justificantes de dispensación electrónica. Por otra parte, las recetas de agujas hipodérmicas de insulina que no requieren visado se facturarán en la forma establecida para los efectos y accesorios en el concierto vigente de la prestación farmacéutica del SAS. Según la circular que ha llegado a las boticas desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería, la medida incluye cinco tipos diferentes de agujas hipodérmicas recetadas por la sanidad pública. Ésta era una demanda de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía (FADA), que en múltiples ocasiones se ha quejado de la escasa calidad de las agujas para la administración de la insulina que se distribuían en los centros de salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios