Los tres hombres fuertes del alcalde asumen el timón de las áreas del PP

  • Rodríguez-Comendador constituye nuevas macro concejalías sin ninguna mujer al frente de las mismas· Javier Aureliano García sale reforzado con cinco departamentos bajo sus órdenes

Comentarios 1

El alcalde de Almería comienza hoy a trabajar con el nuevo organigrama gubernamental que coloca a sus tres concejales de confianza, Pablo Venzal, Francisco Amizian y Javier Aureliano García, al frente de las áreas gestionadas por el Partido Popular. Es el resultado de la reestructuración firmada ayer por el regidor con la creación de macro concejalías. Ninguna de ellas estará supervisada por una mujer.

Mediante un decreto, Rodríguez-Comendador ha reforzado el núcleo duro, otorgando nuevas funciones de coordinación y supervisión a los tenientes de alcalde del PP. Además de las funciones que han venido ejerciendo hasta el momento, Venzal y Amizian controlarán dos áreas más. El primero coordinará a sus compañeras Rafaela Abad (Salud y Consumo), y Rebeca Gómez (Desarrollo Económico, Empleo y Comercio), y continuará gestionando las cuentas municipales a través del área de Hacienda. Amizian, responsable de Servicios Urbanos, Obras Públicas, Agricultura y Pesca, dará cuenta al alcalde del trabajo desarrollado por Lola de Haro, al frente de Cultura, Educación y Fiestas Mayores, y de José Carlos Dopico, actual responsable de Seguridad y Movilidad.

De los tres hombres fuertes del alcalde, el que más sobrecarga de trabajo recibe es García. El también secretario provincial del PP, tiene a partir de hoy bajo su jurisprudencia a cinco concejales. Son María Muñiz (Régimen Interior), Pilar Ortega (Participación Ciudadana), y Rosario Soto (Asuntos Sociales), María Vázquez (Turismo), y Juan José Alonso (Deportes y Juventud).

Rodríguez-Comendador ha explicado que estos ediles asumirán las funciones de dirección, planificación y coordinación política de las áreas mencionadas, cuya supervisión se les encomienda, mientras el resto de concejales mantienen la titularidad de las mismas. Los cambios no afectan al socio de gobierno, Gial, y tampoco se producirán variaciones en las empresas públicas municipales.

"Es un paso más en la adaptación del Ayuntamiento de Almería a la Ley de Grandes Ciudades, tal y como ya han hecho en otras ciudades, como Valencia, Málaga o Granada, por ejemplo", ha señalado el regidor almeriense, quien también ha anunciado que se está trabajando ya "en la división de la ciudad en distritos y en el Reglamento de Participación Ciudadana".

Con la nueva reorganización, el alcalde persigue "una mayor coordinación y operatividad entre las distintas áreas de modo que se alcance un mayor grado de eficiencia en la consecución de los resultados" . Otra de las misiones de los hombres de confianza de Rodríguez-Comendador es la contención del gasto corriente.

El regidor no descarta realizar futuros cambios que sí afecten a los titulares de cada área para encarar la última recta de las elecciones municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios