"Es importante que su consumo sea responsable"

  • Manuel Recio y Francisco Maldonado respaldan una nueva campaña para fomentar la adquisición de juguetes seguros

Con la Navidad a la vuelta de la esquina numerosas familias se preparan los bolsillos para cumplir los sueños de los más pequeños, quienes durante estas fechas sólo piensan en una cosa: en que por fin lleguen sus regalos.

La elección de estos juguetes no sólo se basa en elegir el más adecuado sino los que cumplan con todas las normas de seguridad. Durante la mañana de ayer el IES Alhamilla de Almería recibió la visita del delegado de Gobierno, Manuel Recio y el delegado de Educación, Francisco Maldonado. Ambos se encargaron de cortar el lazo de una nueva campaña dirigida al fomento de la adquisición de juguetes seguros y su consiguiente consumo responsable.

Durante muchos años se han celebrado numerosas campañas para erradicar la venta de juguetes que puedan resultar peligrosos. En esta ocasión los niños del instituto fueron quienes disfrutaron en primera persona de algunas actividades recreativas e inofensivas, como fue el caso de futbolín, un juego al que también se unieron los dos representantes del Gobierno, que no dudaron en jugar una partida junto a dos alumnos del centro educativo.

Un alto porcentaje de los juguetes que se venden en España deben cumplir unos requisitos fundamentales, unas normas que están marcadas por la Directiva Europea sobre Seguridad de juguetes. La norma, en mayor o menor medida, se centra en las capacidades físicas, mecánicas, eléctricas y químicas de cada juguete,

Cuando estos juguetes cumplen estos requisitos, sobre la etiqueta figura la marca CE, una señal que permite que se pueda distribuir por toda Europa. Además, las instrucciones de uso deberían aparecer siempre también en castellano.

En ocasiones todo lo que se vende en los denominados Todo a Cien no son del todo fiables. Por esta razón tanto Recio como Maldonado, pidieron a los padres una pizca de responsabilidad a la hora de elegir los regalos de sus hijos. Al fin y al cabo ellos son los únicos que pueden extremar todas las precauciones necesarias para que estos pequeños nunca sufran ningún daño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios