Vélez-rubio y sus tradiciones

Los inocentes se hacen con el gobierno municipal

  • Los guindillas acompañaron al alcalde inocentes, su esposa y el cura · Vecinos y visitantes tuvieron que pagar su multa

Como manda la tradición, ayer 28 de diciembre, Día de los Inocentes, el alcalde de Vélez-Rubio, José Luis Cruz Amario, fue despojado de su poder municipal durante unas horas por el "alcalde inocente", acompañado de "la alcaldesa" y el "cura" de los inocentes, junto a los alguaciles, conocidos popularmente como "los guindillas". Con trajes de colores vivos y muy llamativos, la nueva comitiva municipal visitó numerosos establecimientos comerciales exigiendo pagos en metálico o en especie para evitar su cierre, deteniendo coches y multando también a aquel que se cruzara en su camino. Un día, sin duda, muy particular para el municipio de Vélez-Rubio ya que, con ello, se celebra una de las tradiciones más singulares y arraigadas de la localidad.

A partir de las 7 de la tarde dio comienzo el tradicional pasacalles del alcalde de los inocentes y sus guindillas, acompañados por la Banda de Música de la Asociación Musical Velezana. Una vez concentrados en la Plaza de la Encarnación la concejala de Festejos, Turismo y Juventud, Purificación Frías, en nombre del alcalde "oficial" cedió su cetro al alcalde de los Inocentes que acompañado de la señora alcaldesa y el cura dieron lectura al pregón en el balcón del Ayuntamiento, en el que, con ironía y sentido del humor, dieron un buen repaso a todas las anécdotas políticas y sociales ocurridas en el pueblo durante este año. Después de la lectura del pregón de los inocentes es cuando a la voz de mando del alcalde los alguaciles fueron poniendo multas a sus ciudadanos, apresando a quien no pagara o no cumpliera sus órdenes. También fue el momento de detener y llevar a la cárcel del Ayuntamiento a cualquier víctima inocente, que por supuesto, intentó huir. Finalmente, "los presos" fueron conducidos a la cárcel donde se encontraron, como cada año, con una agradable sorpresa ya que los alguaciles les recibieron a mesa y mantel, siempre, claro, después de pagar la correspondiente multa.

Una jornada festiva que ha pasado de celebrarse de la mañana a la tarde con el objetivo de que los vecinos y vecinas del municipio puedan participar y disfrutar más de esta tradición sin interrumpir el horario laboral. Una medida que parece haber dado buen resultado teniendo en cuenta la numerosa asistencia de público de los últimos años, velezanos y visitantes congregados en la Plaza de la Encarnación a la espera del pregón del alcalde inocente y de su más o menos deseada encarcelación.

Una costumbre de la que se están haciendo cargo últimamente los jóvenes, que están garantizando con su participación que siga celebrándose esta fiesta, no sólo en el presente sino también en el futuro.

Para la concejala de Turismo, Juventud y Festejos "este día es uno los más singulares del municipio ya que se trata de una tradición que forma parte de la Navidad en Vélez-Rubio". En este sentido, agradece la participación de todos los vecinos y visitantes en la celebración del Día de los Inocentes, así como "su sentido del humor a la hora de cargar con las multas de los guindillas y, sobre todo, aceptar que los encarcelen, aunque luego la cárcel no sea tan mala".

En cuanto al hecho de haber decidido celebrar los inocentes por la tarde, algunos vecinos congregados ayer en la Plaza de la Encarnación a la espera del pregón de los inocentes lo valoraron de forma positiva, ya que, según apuntaban, ahora sí pueden venir a escuchar el pregón porque antes en horario de trabajo les resultaba imposible hacerlo.

También algunos consideraban que la fiesta perdía un poco de esplendor al celebrarse ya de noche. Pero todos coincidían en el hecho de que lo importante es que se siga celebrando cada año esta tradición.

El Día de los Inocentes forma parte de la amplia programación navideña de Vélez-Rubio, que cuenta con otras citas importantes como el Encuentro de Cuadrillas "Comarca de Los Vélez", que una vez celebrado en Vélez-Rubio, Huércal-Overa, María, Oria y Taberno, mañana tendrá lugar en Albox, el 2 de enero en Chirivel y el 3 de enero en Vélez-Blanco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios