"El joven almeriense es participativo, activo y, sobre todo, con buen humor"

  • Ha sacado adelante los planes de Juventud e Igualdad y califica el trabajo hecho hasta ahora como de "aprobado" porque afirma que "aún hay muchas cosas en las que tenemos que seguir mejorando"

Experimentada en política y joven. Un tándem que Juan Carlos Usero no dudó en valorar para que Emma Sola, fuera la responsable de Juventud e Igualdad. Tras casi un año de mandato hace balance de su gestión al frente de un área que ella misma denomina como las "más participativa".

-Es usted la diputada más joven del equipo de Gobierno. ¿Hace suyo el lema de 'joven aunque sobradamente preparado'?

-No es que lo haga mío, pero sí es cierto que soy la más joven. Pero eso no quiere decir que lleve menos tiempo en política que otros que son más mayores que yo. Afortunadamente para mí, por mi experiencia municipal, este es mi noveno año dedicada a la vida política como dedicación exclusiva desde 1999. Soy joven pero porque empecé también muy joven.

-¿Su edad ha sido un condicionante para que Usero le designase para el área de Juventud?

-Pues creo que cualquier compañero podría llevar estas tareas. No le he preguntado nunca al presidente porqué me eligió para esta tarea pero si me imagino que tiene que ver mi perfil al ser la más joven y que también he llevado estas temáticas en mi Ayuntamiento durante muchos años.

-¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado para este mandato?

-Entiendo las políticas de Igualdad como un motor del desarrollo económico de la provincia de Almería. Sobre todo por cuestión de justicia social, creo que ese es nuestro objetivo mayor. De hecho, hace poco hemos aprobado el cuarto plan de medidas contra la violencia.

-Del 1 al 10 ¿cómo calificaría la sensibilidad existente en los municipios en lo que concierne a la igualdad de géneros?

-Creo que por lo que he experimentado en este casi año que llevo en el área de Igualdad, y he visitado bastantes pueblos, y sobre todo los pequeños, los alcaldes y los concejales de igualdad cada vez son más conscientes de que las mujeres, sobre todo del ámbito rural, necesitan más apoyo, más formación porque por cuestiones de lejanía a la ciudad y por cultura pues abandonan los estudios antes y hay que hacer mucho hincapié en ellas, porque son jóvenes porque tienen 30 años y hay que decirles que no es tarde para formarse. Además, ligado a esto nos encontramos con que se están creando muchos puestos de trabajo para centros de Día, residencias de ancianos, y hay una demanda muy grande por parte de los pueblos para cursos de formación para que la gente que vaya a trabajar en esos centros sean del propio municipio. Y si pongo nota, nunca pongo un 10 porque siempre hay que mejorar, pero sí que aprobaría.

-En lo que comenta tiene mucho que hacer el IV Plan de Medidas para la Igualdad...

-Este Plan es un avance porque gracias a que ya hay dos leyes como son la de Igualdad y Contra la Violencia de Género, podremos desarrollarlo en la provincia. Una de las coas más importantes es el eje institucional porque vamos a apoyar a los Ayuntamientos para que hagan su propio plan de igualdad y sobre todo incidan en la formación de las mujeres de los pueblos pequeños porque son las que más lo necesitan.

-¿Desde Diputación como se busca erradicar un mal endémico como la violencia de género?

-Ojalá no existiera dentro del plan comentado un eje contra esta lacra. Ahora, los políticos y los medios estamos apostando muy fuerte. Han aumentado el número de denuncias y mirándolo desde un punto de vista positivo, ya que el personal técnico de la institución, de la Junta o los consistorios están animando a que se denuncie y las mujeres están comprobando que no están solas.

-¿Cuál es el perfil de un joven almeriense y que demanda?

-Creo que es una persona activa, participativa y, sobre todo, con buen humor. Los jóvenes casi siempre solicitan actividades de ocio y tiempo libre porque en los pueblos pequeños no hay lugares donde poder expresar sus aficiones como el arte o la música, y siempre nos piden que les pongamos el local.

-Una de sus prácticas favoritas es el botellón. ¿Qué medidas complementarias contempla para hacer frente a este fenómeno?

-Es difícil porque el botellón se hace por la noche y nosotros las actividades que ofertamos suelen ser durante el fin de semana y por las tardes. Eso no quiere decir que apoyemos a los Ayuntamientos para organizar cualquier iniciativa a las tres de la mañana si hace falta.

-Da la sensación, tras analizar las reducidas partidas que hay en los presupuestos, que a su área se le da poca importancia.

-Este área no es un área inversora, es más participativa. Tiene políticas muy activas pero no necesita grandes recursos para poder llegar a los ciudadanos.

-Las competencias en materia de juventud recaen casi por completo en la Junta. ¿Cómo se coordinan con el Instituto Andaluz de la Juventud?

-Desde el primer momento que yo llegué aquí me puse en contacto con la Junta para coordinarnos para que no se solapen los programas culturales o cursos, sobre todo, en los pueblos pequeños porque no sería lógico por las limitaciones que tienen. Por esta razón, el Instituto Andaluz de la Juventud ha participado activamente en la elaboración del III Plan de Juventud de la Diputación.

-¿Qué escollos quedan aún por superar en su área?

-Problemas no hemos tenido y no creo que los tengamos. Sólo los propios de un cambio de Gobierno. Hemos tenido que correr mucho para poder sacar los dos planes de los que estamos hablando para poder dotarlos con dinero y comiencen aplicarse durante este año. Tras sacarlos adelante me siento muy orgullosa por el gran trabajo realizado por todo el equipo técnico que tengo detrás.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios