Cuatro jóvenes, 18 años en prisión por secuestrar a un compatriota

  • Lo mantuvieron en penosas condiciones en un cortijo de Campohermoso en Níjar

El Tribunal Supremo ha confirmado la pena total de 18 años de prisión cuatro jóvenes de origen magrebí que en enero de 2001 mantuvieron secuestrado durante 20 días a un compatriota en un cortijo de Campohermoso, en el término municipal de Níjar, a donde le trasladaron en autobús desde Algeciras horas después de que arribase en patera hasta las playas del municipio de Tarifa.

El Alto Tribunal desestima en su sentencia, que recoge Europa Press, los recursos de casación interpuestos la defensa de los cuatros procesados, que coincidieron en alegar un error de apreciación al aplicar la atenuante cualificada de dilaciones indebidas. Rechaza que debiera haberse rebajado en dos grados la pena ya que el procedimiento, con nueve procesados, era "compleja" por la situación de rebeldía o la dificultad provocada para localizar a los implicados.

Describe el Alto Tribunal cómo los números de teléfono encontrados en el registro del móvil en el que el hermano recibió las llamadas que pedían el rescate coinciden con el de uno de los procesados, cómo consta que un segundo fue quien cobró el cheque entregado como parte del rescate o cómo el joven retenido señaló a los otros dos cómo aquellos que ejercían labores de vigilancia en el cortijo en el que le encerraron.

La Audiencia Provincial de Almería absolvió a un quinto procesado, a quien desvinculó como cooperador del plan e impuso al resto una pena de cuatro años y seis meses de prisión al aplicar la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas y les obligó al pago de una indemnización de 6.000 euros a la víctima, quien declaró como testigo protegido y al que liberaron después de que abonase 961 euros.

Los cuatro jóvenes conocieron al denunciante en las playas de Tarifa, donde desembarcó de forma ilegal en la madrugada del 19 de enero de 2001. Allí, dos de ellos le captaron y se ofrecieron a ayudarle a llegar hasta Almería a cambio de una cantidad de dinero no precisada. Una vez arribaron hasta la estación de autobuses de Almería, le obligaron a que les acompañase a un cortijo denominado 'El Bermejo' en Campohermoso para, a continuación, encerrarlo en una habitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios