El lado amable de la crisis

  • El Ayuntamiento de Cantoria está al día en sus nóminas, ha pagado ya la extraordinaria de Navidad y cuenta con el mejor convenio colectivo de la provincia · Además tiene un plan de pagos a empresas

En los últimos tiempos la deuda de los ayuntamientos, el impago de nóminas, la necesidad de recortes y las cuentas al borde de la bancarrota, son una constante en numerosos municipios de la provincia de Almería. Esto ha hecho que sea noticiable que ayuntamientos como por ejemplo Cantoria, a 9 de diciembre, haya pagado ya la nómina extraordinaria de navidad y se encuentre al día en el pago de los sueldos de sus 45 empleados municipales. "Afortunadamente puedo decir que ya hemos pagado la nómina de noviembre y la paga extra de diciembre. Estamos al día en el pago de nóminas porque es algo que en mi ayuntamiento está muy controlado; nuestro equipo humano es el justo y necesario para atender las demandas de los ciudadanos. Lo mismo sucede con el pago a empresas y proveedores, que antes de que finalice el año terminaremos de ponernos al día" explica satisfecho el alcalde de Cantoria, Pedro Llamas, que además presume de tener unos de los mejores convenios colectivos de toda la provincia.

En 2010, a pesar de la crisis, el Ayuntamiento cantoriano firmaba con los trabajadores el nuevo convenio colectivo en el que entre otras mejoras, se llevaba a cabo la promoción de un expediente de consolidación de empleo para aquellos trabajadores que tuvieran una antigüedad superior a los dos años, se articulaba una especie de sesenios para gratificarlos. Se aprobaba un incentivo económico para cada trabajador que realice 120 horas de trabajo anual fuera de la jornada laboral, además de tres cursos de formación durante seis años. Un día más de vacaciones, y por nacimiento u adopción se bonifica a los padres con 15 días y cuatro semanas para compartir los primeros días de vida con su hijo. Además se aprobaba la realización de controles sobre el rendimiento de productividad del personal laboral por parte de las jefaturas de Negociado.

Esta es sin duda la cara amable de la crisis, porque la reducción de ingresos de las administraciones municipales y los excesos de los gestores públicos en los últimos años, cuando todo era bonanza, han supuesto que hoy las arcas municipales de muchos otros ayuntamientos estén condicionadas a punto tal, que en algunos casos la quiebra técnica sea su realidad. Es lo que sucede y así lo han reconocido sus alcaldes, en municipios del Almanzora como Macael, Oria o incluso Albox. Independientemente del color político de sus gobiernos, la falta de previsión a la hora de gastar imposibilita hoy pagar la nómina de plantillas sobredimensionadas, y hacer frente a los pagos de proveedores y empresas.

En Macael ayer viernes se hacía efectivo un segundo pago a los trabajadores, a cuenta de la nómina del mes de octubre. Se les ingresaba el 30 %, que se suma al 40 % de hace algunos días, y no se descarta normalizar octubre en los próximos días. La deuda municipal en este caso ronda los 19 millones de euros y es por ello que el primer edil, Raúl Martínez, sabe que deberá tomar más medidas para cuadrar los números; "hasta ahora ingresábamos 151.000 euros y pagamos entre nóminas, gastos corrientes y préstamos, 312.000 euros. Los préstamos los estamos renegociando al igual que los gastos corrientes pero no es suficiente" afirma.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios