La lluvia deja 50 litros en el Poniente y cierra La Ragua

  • El temporal descargó ayer fuertes precipitaciones en la zona oeste y sur de la provincia · La nieve provocó el uso de cadenas para circular en Bayárcal y Bacares

El temporal de nieve, viento y lluvia que azota a la península estos días hizo ayer acto de presencia en la provincia cogiendo por sorpresa sin paraguas y chaquetón a muchos almerienses. La zona más afectada por las inclemencias del tiempo fue el Poniente y el área metropolitana de la capital donde se registraron las precipitaciones más copiosas destacando los municipios de Bayárcal con 46,9 litros; Benínar con 37,2 y gran parte del término municipal de Roquetas de Mar donde se llegaron a acumular durante gran parte de la mañana hasta 26 litros por metro cuadrado. En Almería la cantidad de lluvia no superó los 10 litros. Una situación que contrastó con las comarcas del Levante y el Almanzora en las que el agua pasó casi inadvertida para sus vecinos registrándose cantidades irrisorias.

La que también hizo aparición durante el día de ayer y que provocó el cierre del Puerto de La Ragua fue la nieve. Hasta 40,6 litros por metro cuadrado cayeron en este punto lo que derivó en el uso de cadenas en la Al-5402, carretera que une Laujar de Andarax con Paterna del Río y Bayárcal. En esta localidad, las precipitaciones de nieve fueron de 2,4 l/m2. Otros puntos que también recibieron nieve fueron Ohanes en la que hubo 9,7 l/m2; Sierra Alhamilla con 8,5 l/m2; y la Sierra de los Filabres, en menor medida, con 0,7 l/m2.

Al cierre de la edición de este periódico, desde la Dirección General de Tráfico se registraban incidencias en la autovía A-7 del punto kilométrico 377 al 435 por las intensas lluvias; la Al-3102 que une Almería con Bacares donde se precisan cadenas para circular; la citada Al-5402 donde se seguía requiriendo las cadenas; y A-92 a su paso por Gérgal donde se recomendaba precaución por las precipitaciones.

Según la Agencia Estatal de Meteorología la provincia vive hoy bajo alerta amarilla con vientos moderados con tendencia a fuertes en las zonas costeras y precipitaciones de nuevo en el Poniente y todo el área de la capital.

En cuanto a las temperaturas, las mínimas provinciales coquetearán con el negativo en Los Vélez donde se alcanzarán los menos tres grados en María o Vélez-Blanco. En el resto, las temperaturas rondarán la horquilla de 6-10 grados y máximas de 15.

La cara negativa de las fuertes precipitaciones registradas en el Poniente está en los destrozos ocasionados por la virulencia del agua en los cultivos intensivos. Por ejemplo, en Adra los caminos rurales y los accesos a las explotaciones agrarias se han visto seriamente dañadas y ya se trabaja intensamente para reparar los daños y, por otro lado, cuantificar las pérdidas económicas que han ocasionado a los agricultores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios