Hasta luego a los legionarios fomadores del ejército iraquí

  • La Base 'Álvarez de Sotomayor' de Viator acoge el acto de despedida del contingente BPC - VII 'Besmayah' que partirá en breve

Hasta luego. Unos 350 legionarios, principalmente de la VII Bandera 'Valenzuela' del Tercio 'Don Juan de Austria' y del Grupo Logístigo, partirán el próximo mes de noviembre a Irak como parte del contingente BPC - VII 'Besmayah' dentro de la operación 'Apoyo Irak'. Por séptima vez, la Legión acude a este país asiático para formar al ejército local y afianzar la lucha contra el DAESH. Aunque aún no hay una fecha concreta para su marcha, la Base Militar 'Álvarez de Sotomayor' acogió ayer el acto de despedida de este contingente que trabajará durante seis meses bajo las órdenes del coronel Luis Francisco Cepeda. Tras los correspondientes desfiles, himnos y credos de la Legión, el general Jesús Martín Cabrero tomó la palabra y afirmó que se trata de una "misión complicada y muy importante para España y para la estabilidad del mundo". "Los componentes de esta unidad expedicionaria se han entregado por completo a una formación exigente, con el propósito de adquirir un alto grado de adiestramiento (...) tenéis la obligación de mantener o superar el nivel alcanzado por tantos contingentes de legionarios que os precedieron. El listón está muy alto pero tras casi 30 misiones de la Legión en el exterior, sé que lleváis la misma ilusión y ganas que los primeros", aseguró. El objetivo primordial de este contingente consistirá en instruir y adiestrar a los miembros del ejército iraquí y contribuir en su lucha para frenar el avance del DAESH. El coronel Cepeda mantuvo ayer que Irak se encuentra en un "momento de inflexión" al haber derrotado al DAESH en los "territorios que ocupaba en Irak y Siria". "Es un momento muy interesante para ver cómo evoluciona la misión, que sigue vigente, para acabar de consolidar toda la preparación del ejército iraquí para que puedan seguir combatiendo al Daesh", dijo. No obstante, Cepeda precisó que la labor de España en Irak "sigue siendo fundamental, por mucho que se hayan mejorado las capacidades del ejército iraquí en los últimos años, para consolidar todas las ganancias que de momento se han hecho" e insistió en que se trabajará para adiestrar y preparar a unidades que ya han participado en combates para "readiestrarlas y volver a reorgalizarlas", además de actuar con otras nuevas. "Ese es el grueso fundamental y la razón de ser del contingente", en el que habrá otra unidades de apoyo y con otras funciones, como demuestra que un grupo de 25 guardias civiles tienen encomendada la tarea de instruir a la policía iraquí. "Reciben muy bien el apoyo del contingente español, somos los séptimos y todos los anteriores han dejado un estupendo sabor de boca, nosotros queremos seguir esa labor y si podemos, mejorarla", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios