Una manada de perros siembra el pánico entre los vecinos de Almerimar

  • Ya han acabado con mascotas de residentes y los niños temen salir a la calle una vez entrada la noche · Se quejan de que el Ayuntamiento no solucione el problema tras las denuncias efectuadas

Comentarios 5

José Escobar es vecino de Almerimar en El Ejido y asegura que la situación por la que atraviesan este verano muchos de los residentes de las urbanizaciones de este núcleo costero se ha vuelto ya más que "insostenible". El problema, según explica, "varias manadas de perros, en total serán sobre unos quince, que están sembrando el pánico entre los vecinos, sobre todo en la zona de Poniente". Y es que como relata, "prácticamente ocurre todos los veranos desde hace unos años, normalmente salen por la tarde noche y acuden a las zonas residenciales con grandes jardines, donde solo hay casas y bungalows, y también contenedores".

Como detalla en su testimonio Escobar, "hace un mes y medio mi hijo y yo fuimos por la noche a tirar la basura, y de repente, cuatro o cinco de estos perros comenzaron a ladrarnos y a intimidarnos para que soltásemos las bolsas. Fue un susto enorme, tuvimos que salir corriendo hacia otra dirección distinta". Sin embargo, lo peor estaba aún por llegar ya que como prosigue en su relato este vecino de Almerimar, "tengo dos gatos y hace una semana de madrugada escuchamos un gran jaleo en la puerta de casa. Salimos corriendo y vimos a nuestra gata muerta porque estos perros le habían atacado". Eso sí, como recuerda, "no era la primera vez que ocurría porque el año pasado también pasó lo mismo pero esa vez sí que nos dio tiempo a salvar al animal", argumenta Escobar.

Desde entonces apunta este vecino, "mi hija de 8 años se pone a temblar cuando los escucha ladrar, y mis vecinos llevan semanas sin poder sacar a sus mascotas por las noches por temor a que vuelvan a ocurrir este tipo de incidentes".

Es por ello por lo que Escobar acudió la semana pasada al Ayuntamiento de El Ejido para poner una reclamación y exigir que se solucione de una vez este problema. "Les pido que solucionen esto y que me indemnicen la operación de mi gata, puesto que aunque no se pudo salvar me costó 700 euros la intervención que tuvo que realizarle el veterinario". Según añade este vecino, "los técnicos municipales me comentaron que ya había puestas varias reclamaciones por este asunto, y que a principios de junio ya habían cogido a tres perros en Almerimar, pero a mí me parece que deberían de cortar el problema de raíz".

Así, Escobar reclama la actuación urgente por parte del Consistorio antes de que "haya que lamentar algún mal mayor", porque este verano en Almerimar, ningún vecino duerme tranquilo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios