laujar de andarax

Y la montaña fue a Mahoma

  • Los 320 millones de euros del Gordo de Navidad son un acicate para la venta de vehículos El Consistorio se frota las manos con el impuesto de circulación

Dice un refrán popular que si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Algo así ha sucedido este pasado fin de semana en Laujar de Andarax con la celebración de una muestra de automóviles de alta gama en el casco urbano. Hasta ahí todo normal pero si se añade a la ecuación que en este pequeño pueblo de la Alpujarra almeriense cayeron más de 320 millones de euros del Gordo del sorteo de la Lotería de Navidad la apreciación cambia diametralmente. Y es que son muchos los vecinos que de la noche a la mañana han pasado a ser millonarios y un vehículo de lujo suele ser siempre una de las primeras adquisiciones para estos nuevos ricos.

Por esta razón, no era de extrañar que los responsables de la venta de vehículos BMW en Almería negociasen con el Ayuntamiento de la localidad la puesta en marcha de esta muestra que ha tenido lugar de viernes a domingo con objetivo de mostrar a los vecinos los distintos modelos con los que cuenta la marca bávara y seducirles ya de forma definitiva para su adquisición permitiendo probarlos y conducirlos.

No en vano, desde que en diciembre tocase el Gordo de Navidad, el Ayuntamiento de Laujar de Andarax ha contabilizado ya más de una decena de matriculaciones, la mayoría de vehículos de alta gama, lo que supone un importante rédito para las arcas municipales por el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, conocido comunmente como el impuesto de circulación.

Un argumento de peso para que el Ayuntamiento haya optado por la celebración de este evento sin ninguna contraprestación económica tal y como han apuntado fuentes municipales a través de la red social Facebook ya que la venta de vehículos termina favoreciendo un mayor número de ingresos para las arcas municipales que, en los tiempos que corren, no vienen nada mal.

Además, la celebración de este evento, tal y como confirman las mismas fuentes municipales, ha propiciado un incremento de visitantes durante los tres días debido a la expectación que ha generado.

Para comprobar los resultados de esta peculiar manera de acercar el lujo al lugar donde durmen miles de euros, habrá que esperar unos meses y darse una vuelta por la localidad. Posiblemente el visitante encunentre muchos vehículos cuya matrícula empieza por la "J" y que destilan ostentosidad por los cuatro costados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios