Casi 200 multas por no recoger las cacas de perro en estos dos años

  • Bajan en 2017, lo que se achaca a la concienciación ciudadana

  • El Consistorio regala bidones de agua para los orines

Juan José Alonso junto a las botellas que repartirá el Ayuntamiento. Juan José Alonso junto a las botellas que repartirá el Ayuntamiento.

Juan José Alonso junto a las botellas que repartirá el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Almería se puso en pie de guerra hace dos años contra el repetido gesto de dejar a su suerte sobre los espacios públicos como calles o zonas ajardinadas los excrementos caninos y durante este tiempo, además de campañas de concienciación, los agentes de la Policía Local han hecho cumplir la ordenanza municipal que penaliza esta costumbre incívica de algunos propietarios, una de las que más quejas ciudadanas le provoca al Consistorio. Han sido casi 200 multas las impuestas. En 2016, el número de expedientes sancionadores fue de 107 y en 2017 ese número se reduce a 75.

La lectura de estos datos que ayer realizaba el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, "es que la gente cada vez más se está concienciando sobre este problema y colaborando más en este sentido, aunque es cierto que siguen produciéndose situaciones poco edificantes que cuando ocurren, y se detectan, se sancionan", ha concluido.

Alonso, que ha presentado una nueva campaña de sensibilización que pretende seguir incidiendo en la recogida de excrementos y a la par multiplicar la utilización también de agua para limpiar los orines caninos, ha recordado "la responsabilidad de cada propietario", incidiendo en los "perjuicios" que ocasionan a la ciudad y a las personas, además del riesgo sanitario.

En este sentido, ha reconocido "una mayor concienciación y colaboración" de la población en general respecto de la recogida de excrementos de perros, "apoyada también por una nueva ordenanza que incide también particularmente en esta cuestión, pero aún queda avanzar en la limpieza de orines que originan grandes problemas de suciedad diariamente a pesar de los medios que se dedican a ellos", ha matizado.

"Desde el Ayuntamiento queremos seguir insistiendo en la concienciación sobre este problema, por lo que una vez más el mensaje es el de apelar a la colaboración vecinal,", ha precisado Alonso, recalcando también que "las ordenanzas están para cumplirlas y quienes no lo hagan se exponen a sanciones que van desde los 120 a los 750 euros".

Con el eslogan, Sé responsable con tu perro y no dejes huella inicia de esta manera el Ayuntamiento una nueva campaña de concienciación y sensibilización. Siguiendo la línea de las anteriores, como No la cagues o Todos sufrimos tus cacas, por qué no las recoges, esta nueva acción pretende dar "un paso más", incidiendo en "dos hechos muy importantes a corregir, demandados en cada barrio, como son la limpieza e higiene de los excrementos y también de los orines de animales en la vía pública", ha explicado el responsable municipal.

En esta campaña, desarrollada entre los días 22 y 31 de diciembre, se va a entregar a los propietarios de mascotas un set higiénico formado por un dispensador de bolsas de basura pequeñas, aptas para recogida de excrementos, y un bidón rellenable con agua "para rociar la zona que sido orinada por el animal y de esta manera evitar una alta concentración de amoniaco que provoca las manchas y las zonas negras que se aprecian en muchos puntos, especialmente junto a elementos de mobiliario urbano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios