El municipio recupera parte de su historia de cara al turismo

  • La Junta ha rehabilitado, a manos de Cuéllar, el antiguo lavadero del siglo XIX y los caños árabes para su puesta en valor

Terque ha dado un paso adelante en su desarrollo turístico con la puesta en valor del lavadero del siglo XIX, los caños de estilo árabe de 1833 y la fuente clásica frente al Teatro Manuel Galiana tras finalizar los trabajos de rehabilitación de los dos primeros y la construcción de la tercera, que han sido posibles gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de Terque, la delegación de Turismo de la Junta y la empresa Cuéllar Arquitectura del Mármol.

La delegada de Turismo, Esperanza Pérez, visitó ayer el municipio acompañada por el alcalde de Terque, Baldomero Cadenas, y el presidente de Cuéllar, Diego Martínez Cano. Visita en la que no faltó la música de la banda municipal y una decena de mujeres que escenificaron como se limpiaba antiguamente la ropa en este lugar.

El regidor ha explicado que se trata de una herencia árabe, que antiguamente había servido como lavadero, abrevadero para los animales y fuente pública para los vecinos de la localidad. "En los años 80 sufrió una remodelación donde desaparecieron elementos muy característicos como los caños de la fuente o los abrevaderos".

Con la finalidad de recuperar lo que fue en su día y darle el estilo árabe que siempre lo ha caracterizado, la firma almeriense Cuéllar ha realizado un proyecto que ha incluido la recuperación de los caños de agua, y ha levantado un edificio a base de arcos de herradura de ladrillo y piedra de las propias canteras del pueblo, el travertino ámbar.

Pérez, ha manifestado que "seguimos apoyando el desarrollo turístico de los pueblos del interior, y este lavadero y las fuentes permitirá mejorar el entorno de Terque en el ámbito turístico".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios