Demografía

El padrón provincial crece en 200.000 habitantes en las últimas dos décadas

  • El censo almeriense ha ganado diez mil personas por año desde 1998

  • En los 103 municipios de la provincia residen 706.672 vecinos

El padrón provincial crece en 200.000 habitantes en las últimas dos décadas El padrón provincial crece en 200.000 habitantes en las últimas dos décadas

El padrón provincial crece en 200.000 habitantes en las últimas dos décadas

La provincia ha vuelto a crecer en la revisión del padrón provincial del 1 de enero, como ya ocurriera en el ejercicio anterior, según el Instituto Nacional de Estadística y mantiene la tendencia al alza con un incremento de alrededor de 2.500 personas más que en el anterior censo. Después de sufrir un serio varapalo demográfico en 2013, en la recta final de la crisis en la que se esfumaron casi 5.000 vecinos del padrón, la provincia ha superado el estancamiento y es una de las más dinámicas de un país cada vez más envejecido. La revisión ha elevado la población de los 103 municipios a 706.672, la mayor de su historia, además de suponer un crecimiento de más de 200.000 habitantes en las últimas dos décadas. Esto quiere decir que Almería ha crecido en una media de 10.000 personas por ejercicio durante los últimos veinte años, un registro que pocas provincias pueden igualar en ese periodo de lo que va de siglo en el que la población española pasó de 39,8 a 46,5 millones. Tan sólo algunas provincias como Málaga, Barcelona y Alicante presentan registros demográfico superiores a los de Almería.

Y es que en 1998 eran 505.448 almerienses los que se censaron en la revisión del padrón del 1 de enero, 201.224 menos que hoy. Diez años más tarde, en 2008, la cifra ya era de 667.635, 39.000 menos de los que residen hoy en los 103 municipios. Pero no todos los pueblos han contribuido de la misma forma a ese dinamismo demográfico y el tirón del padrón se concentra principalmente en los de la costa. Adra ha pasado de tener 21.016 vecinos en 1998 a los 24.697 actuales y El Ejido crece en dos décadas desde los 50.170 a 88.096. Eso sí, el último padrón recoge un retroceso de alrededor de 700 vecinos. Roquetas pasa de contar con 40.582 vecinos en 1998 a 93.363 y Vícar de 14.973 a 25.149. Huércal de Almería es el principal ejemplo del impulso de la población en el Bajo Andarax y experimenta un incremento del padrón de 5.951 a los 17.234 de la última revisión. La capital vuelve a ganar casi mil vecinos y si en 1998 tenía 168.025 hoy son ya 195.389. La cruz la representan los municipios del interior que en estas dos décadas sufren el éxodo de los jóvenes. Abrucena, Abla, Alcóntar, Canjáyar, Vélez-Blanco, Chirivel y Serón, entre otros, han visto como el saldo de las últimas dos décadas es negativo y buscan soluciones a una tendencia a la despoblación que se hace aún más peligrosa en los pequeños al poner en riesgo su supervivencia en el medio plazo.

En las proyecciones de futuro para la provincia se aprecia un cierto freno en el crecimiento, si bien Almería siempre presenta una mejor dinámica que buena parte de la geografía nacional. Así lo constata la que presentó hace unas semanas el Instituto de Cartografía de Andalucía para el periodo 2016-2070. En la estimación a medio plazo, fijada en el año 2040, analiza las posibilidades de crecimiento con tres escenarios en los que Almería siempre figura como una de las provincias andaluzas que más aumentará en el padrón. La comunidad se mantendrá en los 8,4 millones hasta el 2040 y a partir de ahí se producirá una progresiva disminución hasta llegar a 7,6 millones en 2070, lo que supone volver a niveles muy similares a los de comienzos de siglo. Todos los escenarios evidencian un fuerte cambio en la estructura por edad de la población andaluza, un envejecimiento imparable por el que los mayores de 65 años serán casi el 30% en 2040. Al envejecimiento hay que añadir el descenso de nacimientos. El escenario medio de proyección demográfica sitúa a la provincia en 772.000 habitantes en 2040, si bien el alto los dispara por encima de los 823.000. Es, junto a Málaga, la que presenta una mejor dinámica de futuro. El Instituto Nacional de Estadística también ha realizado un análisis para el periodo 2016-2031 en el que la cifra provincial se fija en 738.945 habitantes, por lo que crecería en más de 30.000 vecinos en cuestión de quince años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios