Una peculiar e histórica puja por el agua de riego

  • Inicialmente se continuará con el actual sistema de subasta del agua · Por todo, el Ayuntamiento pagará 530.000 euros

Como "histórica". Así ha calificado el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vélez-Rubio la adquisición de todos los activos de El Alporchón de Vélez-Rubio, que incluye la totalidad de la infraestructura de riego (brazales, canales, arcas de distribución y acueductos), la balsa del Mesón y, lo más significativo, la titularidad del agua procedente del Grupo de Fuentes de los Molinos, más de 80 litros por segundo. Igualmente, pasará a ser propiedad municipal el inmueble propiedad de la comunidad situado en el centro histórico, donde actualmente se realiza la subasta diaria de agua y una parcela de terreno próxima a la ermita de la Salud. El Ayuntamiento pagará por todo ello 530.000 euros en un plazo de ocho años, iniciándose el primer pago en 2011, año en el que el Consistorio se hará cargo de la propiedad y gestión del agua. En el acuerdo se incluye también la subrogación del contrato del trabajador (fiel) de la Comunidad de Aguas del Maimón.

La adquisición se ratificará por el Pleno de la Corporación en los próximos meses, una vez se ultime la tramitación administrativa correspondiente.

El concejal de Hacienda, Régimen Interior y Fomento, Diego Gea, responsable de la negociación por parte del equipo de gobierno municipal, ha señalado que con esta adquisición se pretenden varios objetivos, "por un lado queda garantizado el abastecimiento de agua potable a la población de Vélez-Rubio y se garantiza el riego de la vega".

Inicialmente, se continuará con el sistema de subasta porque la infraestructura de riego existente no permite dotar de agua a toda la huerta (unas 1.035 hectáreas), pero se está trabajando en conseguir ayuda económica para transformar y modernizar el sistema de regadío, con la construcción de un gran embalse en El Llano, donde el Ayuntamiento dispone de una parcela grande y el entubamiento de los brazales, de manera que en un futuro próximo los regantes no tengan más que abrir una llave de paso y regar. Un contador de agua contabilizará el volumen consumido.

Actualmente, el agua procedente del Grupo de Fuentes de Los Molinos es consumida por tres usuarios: la Comunidad de Regantes de Aguas del Maimón de Vélez-Blanco, con el 45% aproximado del volumen total drenado para el riego de la vega del pueblo, la Comunidad de Propietarios Aguas del Maimón de Vélez-Rubio, con otro 45% aproximado, con la que se riega su vega, y el Ayuntamiento de Vélez-Rubio que dispone del 10% para agua de abastecimiento público. Mientras que el agua derivada hacia la huerta de Vélez-Blanco está unida a la propiedad de la tierra, en el caso de Vélez-Rubio no es así sino que es de titularidad de la Comunidad de Aguas del Maimón, la cual la subasta diariamente.

Diego Gea considera que "con esta adquisición histórica, el control del agua pasa al pueblo y sus ciudadanos a través de su órgano de representación democrática, que es el Ayuntamiento, que garantiza una buena gestión municipal de este recurso básico y estratégico".

La oferta económica negociada entre el equipo de gobierno municipal y la Comunidad de Propietarios de Aguas del Maimón ha sido asumida por esta última por unanimidad en la Junta General que celebraron a mediados del pasado mes de agosto. Una Junta General a la que acudieron casi todos los que tienen parte en la propiedad del agua (168 de los 196). Tras la dimisión del hasta entonces presidente de la Comunidad de Aguas del Maimón, Manuel Martínez Carlón, se constituyó una Junta Gestora encargada de llevar a cabo la negociación con el Ayuntamiento integrada por Juan Jesús Martínez-Carlón, Isabel Bueso, Diego Egea, José Olivares y Jesús Manchón. En este sentido, desde el equipo de gobierno se ha destacado la predisposición que había por ambas partes desde un principio para llegar a este acuerdo.

Los regantes que de forma habitual asisten cada mañana a la subasta del agua al edificio del Alporchón de Vélez-Rubio valoran de forma positiva este paso dado por el Ayuntamiento ya que consideran que "los tiempos cambian y el agua debe ser algo público porque es un bien de todos".

El Ayuntamiento también tiene previsto dejar documentada esta "tradición" como parte del patrimonio inmaterial del municipio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios