El pinar de Sierra Cabrera, en peligro por un incendio

  • Al mediodía comenzó el fuego que se extendió con rapidez arrasando 120 hectáreas de matorral. Dos cortijos tuvieron que ser desalojados por seguridad

Pasadas las 13:00 horas de la tarde de ayer se inició un incendio forestal de grandes dimensiones por causas aún desconocidas en el paraje de Sierra Cabrera conocido como Puerto Tabala, una zona de monte bajo y matorral muy próxima al pinar Los Murtales, el único que existe en la Sierra.

Todos los efectivos humanos y recursos técnicos con que cuenta el Parque de Bomberos del Levante almeriense, fueron los primeros en desplazarse hasta el incendio e, inmediatamente, acudieron miembros del Infoca para hacerse cargo del control y extinción del fuego.

El alcalde del municipio, Francisco Ortega, señalaba que "fueron los propios vecinos los que alertaron del fuego" y añadía que "esparamos que todo esté controlado antes de la madrugada". El dispositivo desplegado por el Infoca estuvo compuesto por veinte retenes, dos helicópteros, dos hidroaviones, más dos aviones que arrojaron líquido retardante y señalizante. A medida que avanzaba la tarde, dos camiones autobombas y dos de maquinaria pesada se unieron a los trabajos efectuados para controlar que las llamas no afectasen al pinar, lo que habría supuesto un desastre de gran trascendencia para el ecosistema de Sierra Cabrera.

El viento estuvo variando a lo largo de la tarde lo que dificultó las tareas de extinción del fuego, hasta el extremo de que hubieron de desalojarse dos viviendas unifamiliares como medida preventiva ante la proximidad de las llamas. Gracias a que la luz solar se prolonga en esta época, las aeronaves han podido trabajar durante al menos cinco horas sucediéndose las descargas de agua cada cuatro minutos.

El flanco derecho del incendio y la cercanía del pinar han sido los puntos más complicados para los especialistas. Alrededor de las 20:00 horas el fuego empezó a controlarse y se preparó un dispositivo de vigilancia y refresco por cualquier nuevo conato. Al final de la tarde no se sabía con exactitud la superficie afectada, aunque una primera estimación señalaba que podrían ser 120 hectáreas. Al caer la noche quedó controlado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios