La plantilla de Calar Alto protesta ante la sede de CSIC por los recortes

  • Los trabajadores viajan hoy a Granada para manifestarse de nuevo y mañana será en Almería

Los trabajadores del observatorio de Calar Alto se concentraron ayer ante la sede del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Madrid, para protestar por los recortes presupuestarios y tras el fracaso de la negociación en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla).

Las movilizaciones continuarán hoy ante el Instituto Astronómico de Andalucía en Granada, y el miércoles ante la sede de Calar Alto, cuya plantilla permanece en huelga desde el pasado día 27 y hasta el próximo 2 de abril, "ante la negativa de CSIC y la Sociedad Max Planck" a atender sus reivindicaciones.

Los trabajadores han recordado que hace más de un año y medio que ambas entidades "acordaron aplicar un recorte drástico mortal de necesidad" del presupuesto del observatorio del 60%, hasta un total de 1,6 millones de euros al año.

"Los contactos políticos se han producido a todos los niveles y con todos los partidos", mientras han proliferado todo tipo de iniciativas por parte de colectivos ciudadanos, aficionados a las astronomía y usuarios cuyo resultado "ha sido rigurosamente nulo". La plantilla de Calar Alto ha defendido que el recorte es "arbitrario" y que no "se basa en ningún estudio técnico ni existe ningún plan de viabilidad asociado" así como que su aplicación "ya está dañando a las prestaciones del observatorio, tanto en lo que se refiere a la producción de datos científicos, como en otros servicios a la comunidad".

En este sentido, los trabajadores han incidido en que el presupuesto tradicional es similar al de un instituto de enseñanza secundaria y que la única explicación a estas políticas de ahorro parece ser "que se pretende dañar la institución de manera intencionada". "Todo el mundo sabe que el CSIC es un mundo de bandería y facciones enfrentadas donde las puñaladas traperas están al orden del día" y en el que Calar Alto "es el eslabón más débil de la astrofísica", han dicho los trabajadores para preguntar a su vez si este observatorio "está siendo víctima de algún ajuste de cuentas".

La plantilla ha formulado como alternativa una propuesta de recorte en el presupuesto anual del observatorio del 25% y ha pedido que el próximo director de Calar Alto "cuente con el visto bueno del Instituto de Astrofísica de Andalucía, referente de CSIC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios