Una caña al día podría reducir la incidencia de enfermedades cardiovasculares

Cada 14 de marzo se celebra el Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular, un problema que continúa afectando a muchos españoles y se mantiene como la primera causa de muerte en nuestro país, con una tasa de 257,9 fallecidos por cada 100.000 habitantes, según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, en Andalucía las cifras superan la media nacional, llegando a los 264,6 fallecidos/100.000 habitantes. Si bien, a nivel nacional, los fallecimientos relacionados con problemas cardiovasculares se redujeron un 3,6% respecto al año anterior, es fundamental concienciar a la población acerca de los hábitos que reducen el riesgo de padecer estas enfermedades y aquellos que generan una mayor propensión a padecerlas. Entre los básicos de la prevención se encuentran: llevar un estilo de vida activo, no fumar y seguir una dieta basada en la dieta mediterránea: rica en frutas, verduras, pescado, frutos secos, cereales integrales y aceite de oliva, en la que se podría incluir un consumo moderado de bebidas fermentadas.

Según han demostrado estudios científicos de carácter nacional e internacional, el consumo moderado de cerveza y otras bebidas fermentadas podría proteger frente a la aparición de enfermedades cardiovasculares. "Están científicamente comprobados los posibles efectos preventivos de las bebidas fermentadas (incluida la cerveza) frente a las enfermedades cardiovasculares", ha explicado Ramón Estruch, Consultor Senior del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona y profesor Asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona. Y es que la cerveza, consumida con moderación podría proteger frente al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios