Cuatro años de prisión por intentar quemar a un discapacitado mientras dormía

  • Los dos hombres compartían de forma ocasional la casa-cueva propiedad de la víctima en el diseminado de Cuevas de Marín del término municipal de Almería

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a tres años y nueve meses de prisión a A.P.M., un hombre de 45 años que en 2007 intentó asesinar a un amigo discapacitado que, de forma ocasional, le dejaba pernoctar en su vivienda, a la que prendió fuego mientras éste dormía después de que ambos mantuvieran una discusión.

El fallo se aviene a la calificación definitiva del Ministerio Público que, tras el acto de juicio, rebajó la petición inicial de siete años de cárcel por un delito de asesinato en tentativa en concurso ideal con otro de incendio al aplicar la circunstancia atenuante de confesión y asumir como eximentes incompletas la adicción que padece a la cocaína y a la heroína, así como su coeficiente intelectual "límite".

A.P.M., en prisión provisional desde que admitiera los hechos ante la Jefatura de la Policía Local apenas dos horas después de perpetrarlos, mostró conformidad con la pena interesada por el fiscal, que solicitó además el pago de una indemnización a la víctima -E.M.G.- de 1.690 euros por los daños personales y materiales ocasionados.

Los dos hombres, que según recoge la sentencia de la Sección Primera compartían de forma ocasional la casa-cueva propiedad de E.M.G. en el diseminado de Cuevas de Marín del término municipal de Almería, mantuvieron una discusión a las 22,00 horas del 6 de octubre de 2007 tras la cual la víctima pidió a A.P.M. que se marchara.

De madrugada, el procesado regresó y colocó frente a la única entrada de la vivienda, que además no contaba con ventanas, un colchón al que prendió fuego pese a ser conocedor de que su amigo se encontraba durmiendo y precisaba la ayuda de muletas para poder caminar como secuela de un trombosis.

Las llamas se extendieron finalmente al interior de la cueva, que se llenó completamente de humo. Ante las dificultades para respirar, E.M.G. se despertó y logró salir al exterior cubierto con una manta. Sufrió quemaduras en antebrazos y manos por las que se aplicó un tratamiento con pomada antibiótica y tardó en curar seis días además de oxigenoterapia.

A.P.M., quien ratificó su autoinculpación en la vista oral celebrada en la Sección Primera, se personó a las 04,00 horas en las dependencias de la Policía Local de Almería donde, de forma voluntaria, relató los hechos a los agentes y los acompañó hasta Cuevas de Marín. Los daños ocasionados se tasaron en 553 euros a la vivienda y otros 756 euros al mobiliario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios