La provincia supera el PIB que tenía antes de que comenzara la crisis

  • Supera los 14.123 millones de euros

  • El Producto Interior Bruto per capita alcanza los 20.300 euros, una cifra que no se producía desde el año 2008

El sector servicios sigue tirando de la economía de la provincia. El sector servicios sigue tirando de la economía de la provincia.

El sector servicios sigue tirando de la economía de la provincia. / diario de almería

Los datos macroeconómicos ponen de manifiesto que, en ese sentido, Almería progresa. El Producto Interior Bruto (PIB) de la provincia ha superado al de 2008. Si entonces eran 14.123 millones de euros los que Almería producía a través de bienes y servicios, en la actualidad, según los datos del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, se supera la mencionada cifra y se alcanzan los 14.124 millones.

El PIB per cápita más elevado de la historia reciente de la provincia se dio, precisamente, en 2008, con 19.238 euros por habitante. En la actualidad son 18.386, ascendiendo por tercer año consecutivo tras tocar fondo en 2016 (16.920 euros de PIB por habitante).

Almería es la capital de provincia con menos renta bruta por habitante de Andalucía

La agricultura y el sector servicios copan la mayoría del valor monetario de la producción de bienes y servicios con casi dos terceras partes del total. 2.113 millones generan la agricultura, ganadería, silvicultura y la pesca y más de 3.000 millones el Comercio al por mayor y al por menor; la reparación de vehículos de motor y motocicletas; el transporte y almacenamiento; la hostelería; y la información y comunicaciones.

Las actividades financieras y de seguros, así como las inmobiliarias y la producción científica alcanzan los 2.255 millones, completando una sustancial subida en los últimos tres años. Pero, sin duda, y esto supone una alegría para cientos de familias, si hay un sector que comienza a ver la luz es el de la construcción. De ser uno de los más poderosos económicamente en 2007, con 2.112 millones de euros en términos de Producto Interior Bruto, con 17.000 personas dedicándose al sector, tras varios años de intensas caídas tocó fondo en 2012 con 552 millones y apenas 10.000 trabajadores. Pero desde ahí, todo ha ido a mejor. En la actualidad, el número de empleados ha vuelto a superar la barrera de los 15.000 y su aportación al PIB supone 720 millones. En términos económicos no son los números de antes pero una vez explotó la burbuja su aportación descendió en todos los sentidos, se paga menos en todos sus ámbitos.

Aunque gran parte de la riqueza almeriense procede del campo y del sector de la agricultura, los ingresos de los trabajadores del campo son menores que cualquier otro sector productivo almeriense con 5.986 euros de salario medio anual (498 euros al mes). La existencia de pagos en B también podría explicar esta media tan baja. Los canarios cobran más del doble y los cántabros casi el triple.

Los mejores sueldos se pagan en las entidades financieras y las aseguradoras. En este sector, los trabajadores cobran de media 30.688 euros al año (más de 2.500 euros al mes). Le sigue el sector de la industria extractiva y energía, con una media de 2.042 euros mensuales y el de servicios sociales con casi 2.000. Más lejos, se encuentra la industria (16.706 euros anuales), la información y comunicaciones (16.611), la construcción (12.434), el comercio, reparaciones y transporte (12.357) y servicios a las empresas (12.028).

Almería es la capital de provincia con menos renta bruta por habitante de Andalucía. Incluso municipios como el Rincón de la Victoria (Málaga), Tomares (Sevilla) o La Guardia de Jaén tienen más dinero en el bolsillo que gastar; pero en la provincia, la capital es la que manda. Con 22.543 euros de renta bruta media es el municipio donde sus habitantes, por lógica, deberían tener un mayor bienestar teniendo en cuenta sus declaraciones (de la renta) y, por tanto, sus ingresos. La capital ha creado, en torno a sí, la zona con mejores perspectivas económicas de la provincia. El área metropolitana crece en población y en recursos. En Benahadux, Pechina o Huércal de Almería, sobre todo esta última, cada vez entra más dinero. En Huércal se ha creado un núcleo de población en el que sus habitantes compran residencias porque trabajan en Almería o en algunas de las muchas empresas, mayoritariamente automovilísticas, que crecen en el área.

La segunda localidad con mayor renta de la provincia es Carboneras. Y amenaza con desbancar a la capital. Tiene todo para conseguirlo. En los últimos años está explotando el turismo como pocos municipios (no obstante el 77% de su territorio es parque natural y cuenta con la archifamosa Playa de los Muertos); pero genera dinero gracias a su industria. Da y recibe trabajo. Posee una piscifactoría dedicada a la lubina y la dorada, cuenta con una de las mayores plantas desaladoras de Europa (que tiene capacidad para desalar más de 100.000 metros cúbicos de agua diarios, cuenta con una central térmica y una fábrica cementera referente a nivel nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios