Tres pueblos permiten pagar el IBI o pedir una obra por internet

  • Berja, Huércal-Overa y Benahadux son los primeros en hacer uso "intensivo" de la Red Provincial de Teleadministración · Otros 39 ya han comenzado los trámites

Poco a poco las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación van rompiendo la particular brecha digital que padece la provincia, conformada por un nutrido número de pueblos inferior a los 5.000 habitantes en los que el uso de los ordenadores era hasta hace pocos años una utopía sólo al alcance de la capital.

La teleadministración ha permitido que muchos de estos pequeños municipios comiencen a tramitar papeleos con las administraciones de las que se nutren para las inversiones y, en casos más específicos, para ofrecer servicios tan básicos a sus ciudadanos como solicitar una licencia de obra menor, pagar tasas como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o pedir un certificado de empadronamiento.

Y un claro ejemplo de ello lo conforma Benahadux, que junto a Berja y Huércal-Overa, son actualmente los tres municipios que permiten a sus vecinos realizar ya todo este tipo de tramitaciones a través de la Oficina Virtual de sus páginas web con tan sólo el certificado digital que emite la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

"Estos tres pueblos ya están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana para atender a sus ciudadanos", explica Luis García Maldonado, responsable de coordinar este servicios dentro del área de Innovación de la Diputación Provincial, que explica que actualmente ya hay otros 39 que "ya tienen abierta su Oficina Virtual pero todavía no ofrecen ningún servicio. Estamos trabajando para que a lo largo de 2010 vayan ofertándolos".

En este sentido, el Ayuntamiento de Benahadux ha aprobado recientemente en Pleno autorizar a la Diputación Provincial para llevar a cabo la transmisión electrónica de información económica del presupuesto y la liquidación municipal. "Un hecho que demuestra que poco a poco los municipios van rompiendo los esquemas mentales tradicionales y su postura reacia al uso de la informática para las labores municipales de gestión tributaria", apunta García que subraya que los vecinos pueden también pagar "todas aquellas tasas que gestiona Diputación tales como el agua o el impuestos sobre los vehículos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios