El retraso en el papeleo, motivo para no sufragar las ayudas por el alud

  • La Subdelegación del Gobierno asegura que la documentación se recibió dos meses después

Los 130.000 euros que han costado las obras de movimiento de tierras por el alud que provocó el derrumbe de parte del graderío de la ciudad deportiva de Macael en 2007 han originado un cisma entre el Ayuntamiento y la Subdelegación de Gobierno. Si ayer el alcalde, Juan Pastor, arremetía contra sus propios compañeros de filas y decía sentirse "decepcionado" y "engañado", fuentes de la Subdelegación han contestado al primer edil volviendo a incidir en que las citadas obras no fueron de urgencia por lo que tiene que hacerse cargo el Ayuntamiento macaelense.

En un comunicado, las citadas fuentes aseguran que "los técnicos de Protección Civil realizaron un seguimiento de este problema desde el mismo momento en que se produjo, informando al Ayuntamiento de las actuaciones a seguir y la normativa existente para obtener subvenciones para sufragar este tipo de daños".

"El primer documento remitido por el Ayuntamiento de Macael a la Subdelegación del Gobierno relacionado con el deslizamiento de tierras fue un telefax recibido el 26 abril y al día siguiente, (es decir, el mismo 27 de abril) técnicos de PC de la Subdelegación se desplazaron a Macael, donde mantuvieron una reunión con el Alcalde y otros responsables municipales, a quienes se explicó con detalle el procedimiento para que el Ministerio del Interior pudiese sufragar las reparaciones. Los técnicos entregaron a los responsables municipales copia de la normativa vigente, así como modelos solicitud para ser cumplimentados, insistiéndose en que, si los daños tenían carácter de emergencia municipal, las obras debían necesariamente tener también carácter de urgencia e iniciarse en el plazo más breve posible", explican en el escrito remitido a los medios .

En este sentido, señalan que se produjo un importante retraso ya que "el Ayuntamiento de Macael no remitió a la Subdelegación una primera documentación solicitando la subvención de las obras hasta el día 10 de mayo de 2007. Esta documentación no cumplía con los requisitos exigidos para optar a dicha subvención. Por tanto, se indicó al Ayuntamiento la necesidad de completarla para poder optar a las subvenciones.

Además, aseguran que "la documentación completa no se recibió hasta el 26 de junio, es decir, dos meses después de producirse el deslizamiento. Por otra parte, en esta documentación se indicaba claramente que los trabajos de reparación no se habían iniciado hasta el 29 de mayo, más de un mes después del suceso y no de manera inaplazable en los momentos posteriores a la finalización de los hechos".

Pese a ello, señalan estas fuentes, esta solicitud fue remitida a la Dirección General de Protección Civil que, "ante el señalado retraso en el inicio de las obras y el hecho de no acometerse con los procedimientos de urgencia ha estimado que no procede que sean subvencionadas por el Ministerio del Interior".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios