Una ruta que descubre la riqueza geológica

  • Cuarenta personas han participado en una visita cultural por los diferentes rincones urbanos

El municipio de Carboneras es rico en playas semivírgenes, paisajes fascinantes y patrimonio cultural, pero también lo es en la variedad geológica de sus diferentes zonas. Por ello, el Ayuntamiento del municipio organizó el pasado sábado una ruta geológica guiada por algunos rincones cercanos al casco urbano.

"Existen lugares que vemos a diario pero cuya importancia muchas veces nos pasa desapercibida", apuntan desde la organización de este evento que reunió a 40 personas desde las 8:30 de la mañana para visitar diferentes puntos del municipio.

Guiados por Salvador Alarcón, geólogo y concejal de Urbanismo del municipio, el grupo comenzó su visita en el Polideportivo, para desde allí recorrer el cerro Torre del Rayo, la playa de los Roncaores, el Molino de Viento, el cerro Cruz de las Misiones, la loma de las Canteras, El Pocico, el Paseo Marítimo y, finalmente, a eso de 13:30, tras más de cinco horas de expedición, acabar la travesía en el Puerto Pesquero.

En total, la ruta tuvo un recorrido de 5 kilómetros con una dificultad baja, por lo que fue apta para todo tipo de público. Asistieron desde niños, jóvenes a personas de mayor edad, que disfrutaron por igual de una jornada soleada.

Durante la ruta pudieron observar las formaciones volcánicas que predominan en la zona norte del municipio, dando lugar a paisajes de tipo desértico. También visitaron aquellas zonas del sur de la localidad donde lo que predominan los restos sedimentarios, así como las playas fósiles, como la Playa del Ancón. Sin duda, uno de los parajes naturales más bellos del lugar, de arena clara y grano medio que con un fondo en parte arenoso en parte rocoso y de aguas claras y limpias que carece de cualquier clase de vertido.

De suma importancia, aunque esta vez en el aspecto histórico, es la Torre del Rayo, otros de los puntos que pudieron visitar los asistentes a la ruta. Se trata de la construcción más antigua de Carboneras, levantada en la época nazarí. Es una torre vigía realizada en mampostería y de planta cilíndrica, que formaba parte de la línea defensiva de la costa.

El Molino de Viento, en pleno centro del municipio, también fue uno de los lugares de paso de la expedición. Se trata de uno de los símbolos más reconocidos de la localidad, y es Bien de Interés Cultural. Junto al Molino de Juan Ramos y al Molino de Rambla, cerca de la Cueva del Pájaro, conforman un conjunto de indudable valor etnológico.

Con estas actividades, completamente gratuitas, el Ayuntamiento apuesta por dar a conocer los encantos de la localidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios