A tiempo de saborear el tomate raf elaborado por Juan Moreno

  • El chef ha preparado una serie de recetas en unas jornadas marcadas por este alimento

Si el buen tomate razonara, sabría que su nombre está escrito con tres letras en los grandes libros de cocina: RAF. El que se paladea en las V Jornadas del tomate con el mismo nombre en el restaurante Juan Moreno de aquí al lado, en Vera, y que finalizan pasado mañana, domingo. Así que, es tan sólo una sugerencia, no deje escapar la oportunidad de llevarse a la boca este alimento sublime al decir de un buen amigo. El chef Juan Moreno saca un partido extraordinario al tomate raf en sus preparaciones como en sus presentaciones, máxime cuando en estos días es el protagonista de un sofisticado menú que hace las delicias del paladar.

A día de hoy es fácil encontrar numerosas versiones del tomate, pero, siempre hay un pero, no es fácil disponer de cabecera de cartel tomatero con empaque de sabor y textura. De ahí el caché prestigioso del tomate raf, máxime cuando se pone en las manos del chef Juan Moreno.

A modo de barata ilustración hortelana, el tomate es una planta de los Andes que los españoles trajeron a Europa. En un principio se le daban usos medicinales para, posteriormente, extenderse a todo el mundo como componente de la comida de cualquier país. Y, ya metidos en enjundia, hablemos del tomate Raf que se distingue del resto por su color purpúreo y forma acostillada, necesita cuidados porque no aguanta bien los climas extremos. Retomando el uso medicinal que hasta el siglo XIX se le daba al tomate, incluso hoy día es recomendado para la salud, las 'V Jornadas del Tomate Raf' de Juan Moreno están recetadas como alimento para la satisfacción y bienestar de los paladares más exigentes. Contemplar las caras de los comensales, escuchar 'soto voce' sus comentarios, mientras degustan los platos confeccionados con tomate Raf en el restaurante de Juan Moreno, es equivalente a las mejores muestras de agrado que puedan pronunciarse.

La experiencia es de lo más grata y si al menú se le añade el buen servicio que dispensan, más la calidad humana de Juan Moreno y familia, el resultado es inmejorable. Dicho queda: pasado mañana, día 6 de abril, se clausuran las jornadas. Las puertas quedan abiertas. Ustedes mismos. Y buen provecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios