Una subida de tensión de 400 voltios deja 'frito' a Tíjola

  • El exceso de voltaje ha provocado que muchos vecinos se queden sin tv, microondas y hasta alumbrado público

La madrugada del pasado uno de marzo, los vecinos de la barriada de La Estación de Tíjola, sufrieron una subida en el suministro eléctrico en sus hogares, que superó los 400 voltios.

Rafael Acosta es uno de los 30 vecinos que ha sufrido numerosos desperfectos en los electrodomésticos de su casa, y que ha presentado una reclamación a Endesa, por unos hechos que "no son nuevos en la zona" aseguran.

Desde aproximadamente las diez de la noche, los vecinos veían como las lámparas subían y bajaban de intensidad, y en torno a las doce de la noche, vieron como empezaron a estallar bombillas y en algunos casos a oler a quemado. "Sobre las dos y media de la mañana, en mi casa en concreto empezamos a oír pequeñas explosiones, mi mujer me dijo Rafael están dando tiros. Pero nos levantamos porque olía a quemado, así que empezamos a revisar las habitaciones y algunos aparatos se habían desenchufado y otros se habían quemado, estaban echando humo. Empezamos a desconectarlo todo y llamamos a los vecinos para avisarles de lo que estaba sucediendo" explica Rafael.

En un primer momento llamaron a averías de Endesa, pero no atendían según aseguran, así que llamaron al 112 e inmediatamente se presentó la patrulla de la Guardia Civil de Tíjola. Todos los vecinos permanecían en la calle y hasta las seis de la mañana, no pudieron volver a entrar en sus viviendas. "Nos dijeron que podíamos volver a conectar, pero en la mayoría de las casas se producían cortocircuitos por los aparatos quemados" añaden estos vecinos que han tenido que revisar toda la instalación eléctrica y que han visto como la mayoría de los electrodomésticos han quedado inservibles. Cargadores de teléfono, equipos de música, televisores, consolas, secadoras, frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, hornos, microondas y así una larga lista, que debido a la subida de tensión, el exceso de voltaje, quemó el sistema de alimentación de los aparatos, y en algunos casos reventó el sistema electrónico y quemó literalmente el aparato. Unos daños que en la mayoría de los casos se han valorado por encima de los 4.000 euros.

La Asociación de Vecinos de La Estación ha presentado una reclamación ante Endesa, y aún no han recibido una respuesta formal. "Lo primero que pedimos es que se repongan los daños que se han ocasionado, pero por encima de todo que se tomen medidas para evitar que esto vuelva a repetirse, tienen que tomarse en serio el mantenimiento de las líneas, porque esto no es la primera vez que sucede" aseguran.

La zona más afecta es en las calles Virgen del Carmen y San Esteban, donde el alumbrado público quedó también fuera de servicio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios