Almería

El suelo, el aparato digestivo de la planta y el mejor aliado

Fernando del Moral habló de los suelos de calidad para producir mejor. Fernando del Moral  habló de los suelos de calidad para producir mejor.

Fernando del Moral habló de los suelos de calidad para producir mejor. / r. gonzález

Fernando del Moral, del Área de Edafología y Química Agrícola del Departamento de Agronomía de la Universidad de Almería, ofreció la charla titulada 'Suelos de calidad: aliados para la producción', con la que explicó el importante papel que juega la vida que hay debajo de las plantas, un hecho que hasta hace no demasiado tiempo, se consideraba un factor secundario o apenas se tenía en cuenta.

Del Moral comparó el suelo con un gran aparato digestivo y estableció continuas metáforas para hacer referencia a este como el estómago de las plantas que alberga. Desgranó cómo se puede optimizar el uso de la materia orgánica para el suelo, a través de carbonos solubles y biofertilizantes, principalmente, que son "los hidratos de carbono de la planta, que le sirven para asimilar los sobreesfuerzos".

Abogó por una nutrición equilibrada para el suelo, "la biodiversidad es la clave", apuntó. Y apostó por utilizar recursos cercanos y baratos para el suelo del invernadero, entre ellos, los restos de las cosechas y los denominados abonos verdes, así como fibra de coco, paja, compost, estiércol, materia orgánica líquida y biofertilizantes.

Ofreció algunas claves sobre el estudio que ha desarrollado a lo largo de los últimos años en la Estación Experimental Las Palmerillas de la Fundación Cajamar, con el que ha observado un mayor incremento en contenido de carbono orgánico soluble con la utilización de restos de cosecha, frente a fertilizantes químicos, durante dos años de ensayo.

"Ayudamos a recuperar la microbiota hasta 30 centímetros de profundidad en el suelo, no solo en la parte superficial del mismo, con lo cual aumentamos el volumen de suelo útil y fértil", dijo.

Y destacó que la mayor seguridad para el agricultor es reutilizar al máximo sus propios recursos. "La gestión adecuada de la nutrición del suelo puede echarse a perder completamente con una mala gestión del agua".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios