Mojácar

Una treintena de buceadores limpian el mar de manera altruista

  • Tapones de botellas, bolsas, filtros de cigarros y hasta una batería de camión se retiraron ayer de los fondos marinos

 Con un ligero Levante, treinta buceadores se sumergieron ayer en aguas de la playa de Pueblo de Indalo de Mojácar con el doble objeto de retirar basura arrojada al mar y proteger el entorno subacuático. La actividad organizada conjuntamente por el Ayuntamiento de Mojácar y el Centro de Buceo Mojácar, se incluye en la que internacionalmente se celebra cada año el tercer sábado de septiembre. Buceadores de todo el mundo realizan inmersiones que dan como resultado la retirada de toneladas de basura que acaban en los océanos y que de no ser retirada continúa contaminando nuestras aguas, por aquello de que la mayoría de las personas siguen el refrán: 'ojos que no ven, corazón que no siente'. 

Tras la presentación del proyecto en la sede del Centro de Buceo Mojácar, los concejales mojaqueros de Deportes y Turismo, Fernando Aparicio y Emmanuel Agüero, respectivamente, junto con los directores del Centro, los hermanos Pedro y Toni Navarro , cortaban la cinta en el acto simbólico de inicio de la operación 'Limpieza de Fondos Marinos Mojácar'. Ya en la playa mojaquera de El Lance, los instructores del Centro de Buceo Mojácar: Joaquín Bono, Pepe Jiménez, José Villegas y Nadia Abril,  distribuyen a los buceadores en dos equipos. Cada uno de ellos se adentra al mar desde los extremos opuestos del espigón con la intención de encontrarse en un punto equidistante. Los instructores dan las últimas instrucciones: descenso lento, compensar, y en media hora a la superficie para comprobaciones rutinarias y de seguridad. 

El compromiso con el medio marino  no termina cuando acaba la campaña de limpieza. Se necesita tiempo y paciencia para registrar y enviar todos los datos: un componente fundamental de esta importante iniciativa. Las limpiezas que se realizan cada septiembre y octubre aportan datos para el Índice global de basura marina. No obstante, el compromisocon el medio marino no termina cuando acaba la campaña de limpieza. Tras una hora larga de inmersión los buceadores dieron por concluida la labor de limpieza subacuática en una de las playas de Mojácar que sirvieron, además, para que numerosos bañistas se interesaran por la labor de los  voluntarios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios