Un vecino de Roquetas asesina a su mujer con una escopeta y se suicida

  • Enfermo de cáncer, aprovechó la ausencia de su hijo de siete años de casa, en el edificio Géminis de la Avenida del Mediterráneo para acabar con la vida de su pareja, de origen ruso a la que doblaba la edad

Un vecino de Roquetas, cuyas iniciales son D.G.G. y tenía 61 años de edad, acabó ayer con la vida de su mujer, I.G., de origen ruso y apenas 33 años, con una escopeta de caza. Los hechos se produjeron en torno a las once de la mañana en la vivienda en la que convivían desde hace cinco años, en el tercer piso del Edificio Géminis situado en la Avenida del Mediterráneo, cuando su hijo de siete años no se encontraba en casa. Según confirmó la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, el hombre, enfermo de cáncer, le disparó con una escopeta de caza para posteriormente suicidarse antes de que llegaron los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado alertados por un familiar del presunto homicida.

El Gobierno ha expresado su repulsa por el último caso mortal por violencia de género, que ha elevado la cifra de muertes a 59 en lo que llevamos de año, y ha detallado que no existía ninguna denuncia por malos tratos por parte de la mujer asesinada. La pareja tiene un hijo de siete años que en el momento del crimen no se encontraba en el domicilio de los hechos. Estaba en casa de un familiar del agresor, donde ha permanecido desde el momento del trágico suceso.

Los agentes de la Policía Local recibieron el aviso de un familiar, una hija de una relación anterior del presunto asesino, sobre las doce y media de ayer y en pocos minutos se personaron en el domicilio para encontrarse con la escena dantesca. De inmediato se notificó lo sucedido a agentes de la Guardia Civil, a la Policía Judicial y a un juez para que se ordenara el levantamiento de los cadáveres. El crimen ha tenido lugar en plena Urbanización de Roquetas, en una de las calles más céntricas y ayer entristeció a los vecinos de una localidad que ya vivió a principios de año otro asesinato por violencia de género. Los vecinos de la pareja han explicado que D.G.G., de 61 años de edad, llevaba unos meses en una situación delicada, bastante irascible, probablemente como consecuencia de su enfermedad. Se trata del quinto episodio que ha sufrido la provincia en lo que va de año y el número 14 de Andalucía.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad condenó ayer el asesinato de la joven rusa en roquetas y subrayó su compromiso, y el del Gobierno, para "intensificar la batalla" contra lo que ha calificado como la "lacra del siglo XXI". De hecho, hace tan solo unos días, durante la toma de posesión reiteró que una de sus prioridades será hacer frente a la violencia que se ejerce contra las mujeres, una brutalidad sin sentido que a lo largo del año ha acabado con la vida de 59 personas, 14 menos que durante 2010.

La violencia de género ha sacudido a la provincia almeriense en cuatro ocasiones, repercutiendo directamente en los municipios de Roquetas, por duplicado en febrero y diciembre, en Fines con la desaparición y muerte de Rosa Galera, en el barrio de El Zapillo de la capital y el penúltimo que ocurrió hace tan sólo unos meses con el asesinato de Salud García. Cinco muertes, todas sin que constara una denuncia previa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios