El viento ensombrece la belleza del Viernes Santo

Sus braceras con Vélez Rubio ha vivido un viernes santo atípico por la suspensión de la procesión magna del Santo Entierro en la que participan las cuatro hermandades y cofradías del municipio debido a las inclemencias meteorológicas. En torno a las siete de la tarde, una hora antes de la salida de la Cruz de Guía de la Hermandad del Santo Sepulcro, los cuatro hermanos mayores junto con el párroco tomaban la dolorosa decisión de suspender la procesión por las rachas de viento que ponían en peligro a las imágenes, en previsión de que las rachas de viento aumentasen. Ya en la noche del Jueves Santo, el palio de la Virgen de los Dolores se vió afectado en uno de sus varales por las rachas de viento llegando a la parroquia.

La noticia de la suspensión corrió como la pólvora por las redes sociales y fueron muchos los hermanos de las hermandades y cofradías, velezanos y foráneos los que se han acercado hasta la iglesia de la Encarnación para rezar y ver las imágenes, con un pequeño halo de esperanza de que la procesión saliera, pero la decisión estaba ya tomada, solo falta saber si por la noche, la Virgen de la Soledad puede hacer la procesión del silencio. El templo ha permanecido toda la tarde a media luz, iluminado por la candelaria de la dolorosa, mientras se han ido desmontado los enseres y guardado los enseres de las hermandades.

Sin embargo, nada hacía presagiar que la mañana de sol que hacía hiciera imposible salir por la tarde. A mediodía, el Señor de la Caja ha sido trasladado desde la iglesia de San José, donde se ha estado velando durante toda la noche, acompañado de luto riguroso por los hermanos mayores de las cuatro hermandades y cofradías y autoridades civiles y militares hasta una iglesia abarrotada para contemplar cómo se escenifica la crucifixión de Cristo. La caja de madera acristalada con la imagen de Jesús muerto, escultura articulada del siglo XVIII, ha sido portada por los vecinos hasta los pies de la iglesia que han tomado el relevo los horquilleros de la hermandad. Lentamente, han cruzado el templo hasta el altar mayor donde dos cofrades han cogido la imagen articulada de Cristo llevándola hasta el madero santo para clavar la imagen, cientos de ojos, llenos de lágrimas se posan sobre la imagen mientras suenan la marcha "Descanse en paz" interpretada por la Agrupación Musical Maestro Rojas.

Ya por la noche, la Tradicional Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, decidió salir con la imagen de la Virgen de la Soledad en la precesión del silencio que transcurre desde el convento da Inmaculada hasta la iglesia de la Encarnación, ante la mejoría del tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios