Agricultura dispondrá de 15 millones para salvar a empresas del sector

  • La Junta crea un fondo extraordinario que será gestionado conjuntamente por las Consejerías de Agricultura y la de Innovación, Ciencia y Empresa.

La Consejería de Agricultura dispondrá de un fondo extraordinario de 15 millones de euros, que gestionará conjuntamente con la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, para destinarlo a empresas en crisis de los sectores agrario y ganadero.

Así lo ha anunciado, en declaraciones, el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, que ha asegurado que el vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, se ha comprometido a articular dicho fondo en los presupuestos de la Junta para 2009.

Soler ha explicado que dicho fondo no consiste en un activo financiero, como los 120 millones de euros ya consignados en el proyecto de Presupuestos con el objetivo de prestar apoyo financiero a iniciativas empresariales que aumenten el valor añadido, sino que se dedicará a empresas que "han entrado en barrena", con el fin de evitar su cierre.

"Hay que impedir que se ponga fin a una actividad que en algunas comarcas no puede ser sustituida por iniciativas similares", ha explicado el consejero, en referencia a determinadas cooperativas o sociedades que "dan valor añadido a una comarca".

De los 15 millones de euros del fondo extraordinario, diez se destinarán al sector agrícola y los otros cinco millones al ganadero, según ha adelantado Soler, que espera que en 2010 se habiliten otros 15 millones de euros con el mismo fin.

Esta cuantía será suficiente, según el consejero, pues su departamento cuenta ya con un registro de empresas con dificultades, que se ha utilizado para calcular las necesidades presupuestarias.

Así, se calcula que se beneficiarán entre 12 y 14 empresas del sector agroalimentario y 4 ó 5 cooperativas, a las que se exigirá como contrapartida un compromiso de mantenimiento del empleo.

El responsable de Agricultura ha puntualizado que, a medida que se vaya recuperando la economía, se dejará de utilizar dicho fondo -que pretende que tenga "permanencia"- para ese cometido, ya que "no tenemos vocación de ser un banco", por lo que en el futuro se utilizaría para impulsar proyectos de modernización en el sector.

Por otra parte, Soler ha destacado que en los presupuestos de la Junta para 2009 se haya consignado, por primera vez, un activo financiero de 120 millones de euros para prestar apoyo a las pymes agroalimentaria, que estará operativo en febrero.

Se trata de un fondo de inversión que se administrará desde la Consejería de Agricultura para facilitar financiación a las cooperativas y las empresas agroindustriales mediante préstamos reintegrables, para lo que previamente se les someterá a una auditoría que demuestre que son solventes y tienen viabilidad.

De esta forma, habría una participación accionarial pública del 5 ó 10 por ciento en proyectos que tengan como base la innovación, para que la presencia de la Junta "suponga un aval ante las entidades financieras".

"Se trata de una participación que será siempre con vocación minoritaria, con vocación de salirnos rápidamente cuando el proyecto sea viable", ha explicado Soler.

Sobre las repercusiones de la crisis en el sector agrario, el consejero ha indicado que "está por ver", y ha reconocido que el sector ganadero es el que tiene una mayor dificultad estructural.

En este sentido, ha resaltado que su departamento tiene ya muy avanzado un Plan Estratégico para la Ganadería con programas sectoriales "por especies", aunque ha advertido de que el sector tiene que ser corresponsable de las decisiones que se adopten.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios