Arenas pide cambios urgentes en la Ley Electoral para diputaciones y ayuntamientos

  • Acusa al PSOE de abrir debates que "dividen" a la sociedad · El PP de Málaga elige a Bendodo como su nuevo presidente

Comentarios 3

Cohesión y trabajo a pie de calle fueron algunas de las ideas más repetidas ayer en la clausura del X Congreso del PP de Málaga, que elegió a Elías Bendodo nuevo presidente provincial. El partido ya mira hacia las municipales de 2011 y como aseguró en este acto el presidente del PP-A, Javier Arenas: "De las municipales saldrá el cambio en Andalucía". Arenas propuso dos modificaciones "urgentes" en la Ley Electoral vinculadas a las corporaciones locales, ya que no le cabe en la cabeza que el partido más votado no gobierne ni que la lista más votada en unas elecciones se quede en la oposición por los pactos "cerrados en los despachos por los perdedores". "Los que ganen, a gobernar, y los que pierdan, a la oposición", sentenció.

También aprovechó su discurso para acusar al PSOE de presentar propuestas que "dividen y rompen a la sociedad" con la intención de "tapar la crisis económica y lo mal que lo están pasando las familias". Arenas aseveró que a los socialistas "les gusta hablar de debates sobre la muerte", en relación a asuntos como la Memoria Histórica, la Guerra Civil, el aborto o la eutanasia, temas que "la gente no ve como sus prioridades", apostilló.

El papel de la provincia dentro de Andalucía fue otro de los puntos en los que incidió. Aseguró estar "harto" del "centralismo" de la Junta y dijo que Málaga, pese a su relevancia, ha sido "maltratada" como sede política y administrativa. "Es la única capital importante de España que no es sede de organismos administrativos autonómicos", apuntó Arenas. Anunció un grupo de trabajo para presentar un proyecto de ley que reivindique para la capital la Cámara de Cuentas, el Consejo Económico y Social y la Agencia de Defensa de la Competencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios