Arenas alaba a Marmolejo por dimitir y arremete contra el PSOE

  • "Los socialistas tienen sesenta imputados y no ha dimitido ninguno"

El presidente del PP-A, Javier Arenas, afirmó hoy que la dimisión del concejal de Polígonos Industriales y de Bailén-Miraflores en el Ayuntamiento de Málaga, Manuel Marmolejo, tras admitir que adjudicó obras menores a la empresa de su cuñado, contraviniendo, por tanto, la ley, es "un ejemplo" de responsabilidad política.

Así, señaló que Marmolejo, que estuvo presente en el Consejo de Alcaldes del PP-A celebrado hoy en Torremolinos (Málaga), ha dejado "muy claro" que por encima de su persona "está el interés general, el prestigio del Ayuntamiento y las siglas del PP, que tanto quiere".

Sin embargo, la decisión del popular se contrapone, dijo, con las de los socialistas, que, según recordó el dirigente andaluz durante su intervención, "tienen 60 imputados y no ha dimitido ninguno", a pesar de contar con un código ético de "imputado igual a dimisión".

En este sentido, recordó la imputación "hace dos días" de la alcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz), Pilar Sánchez, por presunta estafa y apropiación indebida, y el caso del secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, por la utilización por parte de la agrupación de Burguillos (Sevilla) de un local propiedad de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, "al que no se le ha imputado porque es senador y que ahora irá al Supremo".

El máximo dirigente del PP andaluz respaldó a Marmolejo, que es vicesecretario de Acción Electoral y Formación del PP de Málaga y que ayer presentó en el Consistorio malagueño el escrito de renuncia a su acta de edil.

Por otro lado, José Hazañas, concejal de los distritos de Campanillas y Churriana, confesó ayer que pensó en presentar su dimisión al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en plena polémica por los contratos de obras menores que ha venido adjudicando a un empresario afín al PP. Sin embargo, a diferencia de lo hecho por su compañero de Corporación Manuel Marmolejo, que ha renunciado al acta tras desvelar que había adjudicado 18 obras a una empresa de su cuñado, Hazañas ha eludido seguir este camino.

No obstante, lamentó lo ocurrido con Marmolejo. "Creo en su sinceridad y que no se paró a pensar en la cuestión familiar. Ha tenido esa mala suerte", comentó el responsable municipal de Campanillas en alusión a la práctica ilegal de Marmolejo, que infringió con su comportamiento uno de los artículos de la Ley de Contratos de la Administración Pública, el mismo que impide que un cargo púbico participe en una adjudicación a una empresa de un familiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios