CCOO avisa de una "fractura social" por los abusos con los inmigrantes

  • El responsable del sindicato critica la ausencia de inspecciones en los contratos de este colectivo · Exige a la Junta coordinación en sus políticas migratorias

Los efectos de la crisis no son iguales para todos y las prácticas fraudulentas en la empleabilidad de los trabajadores inmigrantes puede derivar en un cisma social que separe a los nacionales y a los extranjeros. El secretario general de CCOO-Andalucía, Francisco Carbonero, ha alertado del riesgo de "fractura social" en algunas zonas de Andalucía a causa de las desiguales condiciones laborales entre los trabajadores nacionales y los inmigrantes.

En una entrevista con Efe, Carbonero denunció que se están "aprovechando" de miles de inmigrantes, un colectivo muy vulnerable, a los que se están haciendo contratos que incumplen lo establecido en los convenios colectivos.

"Si la crisis sigue avanzando y la Administración no garantiza que todo el mundo trabaje en igualdad de condiciones, habrá una fractura social en poco tiempo", vaticinó.

Según el dirigente de CCOO, no hay inspecciones de trabajo, no se "vigila", lo que genera una situación "dispar" entre muchos colectivos, que "se ven unos a otros como competidores para obtener el empleo, y eso es muy malo", ha sentenciado.

A su juicio, la Junta tiene que tener más coordinación en las políticas de inmigración, de forma que no estén "difuminadas" en distintos departamentos, al tiempo que ha advertido de que su sindicato exigirá que se cumplan.

Para CCOO-A, la inmigración tiene que estar relacionada con el empleo para que haya una verdadera integración social, por lo que ha reclamado más "rigor" en las contrataciones y la formación de los trabajadores.

Carbonero negó que el problema resida en que los trabajadores nacionales no estén dispuestos a aceptar cualquier empleo, cuando la cifra de parados sobrepasa los 700.000 en Andalucía.

"La gente está dispuesta, pero no por la mitad del sueldo", anotó el secretario general de CCOO, que calificó de "conquista" social este avance en las políticas de empleo y que ya no se acepte "trabajar de sol a sol y dormir en un plástico bajo un olivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios