Catorce detenidos y 1.200 kilos de hachís en una redada policial

  • Los narcotraficantes adquirieron una ambulancia para transportar los envíos de droga

La Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía y el Servicio de Vigilancia Aduanera de Granada han desarticulado una banda organizada dedicada al tráfico de hachís que operaba en Granada en el marco de la operación Ciruela, que se ha saldado con 14 detenidos y 1.200 kilos de hachís decomisados, entre otros artículos, como armas e incluso una ambulancia.

Los narcotraficantes, de nacionalidad española, marroquí y boliviana, crearon una empresa de sanidad fantasma para comprar el vehículo sanitario y trasladar la droga a los camellos que la distribuían sin levantar sospechas, además de tener en su poder armas, casi un veintena de teléfonos móviles y balanzas de precisión, entre otros elementos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios