La Cumbre del Clima de Copenhague

  • Durante doce días los líderes mundiales intentarán recortar las emisiones de CO2

El presidente Obama, que llegará a Copenhague el miércoles, ha dado oxígeno a la cumbre del clima, proponiendo una reducción del 17% de las emisiones de gases efecto invernadero de los Estados Unidos en 2005. Del 7 al 18 de diciembre se reunirán en Copenhague los líderes de todo el mundo para intentar reducir las emisiones de CO2, con un acuerdo que sustituya al de Kioto, que utilizaba 1990 como año de referencia. Unos 60 jefes de Estado y de Gobierno han anunciado su presencia. Europa propone reducir sus emisiones un 20% desde las cifras de 1990. Rusia ha ofrecido algo similar; entre un 20 y un 25% de reducción. China, el principal emisor de CO2 en términos absolutos, ha prometido limitar su crecimiento, pero hasta ahora es la principal decepción previa a la cumbre: no ha concretado nada. En Europa los daños por el cambio climático costarán entre 20.000 y 65.000 millones de euros al año en 2080, en función de cuánto aumente la temperatura. España sería una de las zonas más afectadas, con perjuicios para la agricultura, el turismo, inundaciones por lluvias torrenciales o daños en las costas por la subida del mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios