El asesinato de Marta

"Después de tanto tiempo encuentran un muerto que no es el nuestro"

  • La familia admite estar decepcionada pero confía en la búsqueda de la Policía en la escombrera.

Comentarios 5

El hallazgo de unos restos óseos en la escombrera de Camas desató una cierta esperanza en la familia de Marta del Castillo la noche del lunes. Este martes esa ilusión se vino abajo. Una vez asumido el nuevo mazazo, el padre de la joven asesinada el 24 de enero de 2009 expresó su "decepción" y lamentó que, "después de tanto tiempo buscando, encuentren un muerto que no es el nuestro". Antonio del Castillo lamentó su mala suerte y dijo, en declaraciones a Efe y Europa Press, que la noticia supone un "jarro de agua fría" para toda la familia, aunque confió en que la Policía Nacional "siga buscando en la zona y no tarde mucho en encontrar a Marta". 

Del Castillo agradeció el trabajo que está realizando la Policía para hallar el cuerpo de su hija. "Llevamos cinco años satisfechos con la Policía, que es nuestro único apoyo". El padre de Marta apuntó que su esposa, Eva Casanueva, también se encuentra "decaída" tras haber recibido la información de que los restos óseos no pertenecen a su hija. "La mala suerte nos acompaña, y hasta cuando encontramos huesos humanos en un lugar que es improbable que se encuentren, no son los de Marta", se lamentó el padre de la víctima.

Al conocer con certeza que los huesos hallados el lunes en la escombrera eran antiguos, Antonio del Castillo publicó el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: "Aunque la alegría no haya sido nuestra, espero que para otra familia lo sea, y con esto hayan encontrado a su familiar". El padre de la víctima confirmó la noche del lunes que habían aparecido unos huesos, si bien este martes no acudió al escenario de la búsqueda en Camas. Ya anunció cuando se iniciaron estos trabajos que no iba a ir a la escombrera, a diferencia de lo que hizo en la finca Majaloba, donde llegó a excavar la tierra con una pala en compañía de los policías que buscan el cadáver de su hija. 

Antes de conocer el resultado de los primeros análisis de los huesos, también hizo declaraciones el abuelo de Marta, José Antonio Casanueva. Sabía que los restos eran humanos, pero quiso ser cauto asegurando que "no se pueden lanzar las campanas al aire". "Ojalá sea ella. Estamos preparados para todo y no podemos lanzar las campanas al aire hasta que no se certifique, pero si no son sus huesos, continuaremos buscando", aseguró Casanueva en declaraciones a los medios de comunicación en los bajos de su vivienda, tras regresar de Camas. 

El abuelo de la víctima aseguró que la familia vivió la jornada de ayer "muy nerviosa" y "unida en casa esperando la noticia". Pese a la decepción, sigue confiando en la búsqueda en esta zona porque era un lugar frecuentado habitualmente por Miguel Carcaño.

Imágenes: Antonio Pizarro

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios