Golpe a una banda que exportaba desde Cádiz a África coches de lujo robados

  • Los cinco detenidos por la Guardia Civil trabajaban desde un centro de desguace de la provincia de Málaga · La operación 'McQueen' arrancó a partir del hallazgo de un BMW en un muelle gaditano

Efectivos de la Guardia Civil de Cádiz pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) han desarticulado, en el marco de la operación McQueen, a una banda organizada dedicada a la exportación ilegal a países africanos de coches de lujo robados previamente en varias ciudades españolas. La organización utilizaba el puerto comercial de la Bahía de Cádiz para embarcar los vehículos rumbo a naciones del Golfo de Guinea.

La operación se inició hace cuatro meses y ha culminado con la detención de cinco personas, dos de nacionalidad española, otros dos argentinos y un quinto ghanés.

La investigación se remonta a principios del pasado mes de julio, cuando miembros de la citada Unidad Orgánica de Policía Judicial interceptaron en uno de los muelles del puerto de la Bahía de Cádiz en la capital gaditana un vehículo marca BMW modelo 325, sustraído en Teruel y a punto de ser exportado a Ghana en el interior de un contenedor.

Como fruto de las pesquisas efectuadas por los agentes, se averiguó la existencia de una banda organizada, que tenía su cuartel general en la provincia de Málaga y que exportaba a países africanos a través del puerto gaditano vehículos de alta gama sustraídos en distintas provincias españolas.

Para culminar sus operaciones delictivas, la banda organizada contaba con un subgrupo que se dedicaba al robo de los vehículos. Otro grupo, ayudado de una empresa creada para el fin ilícito, se encargaba de manipular los coches y falsificar la documentación de exportación para facilitar la salida de los vehículos del país.

Un último grupo proporcionaba el lugar en el que se efectuaba la manipulación, carga y transporte de los vehículos listos para exportar, concretamente un desguace cerrado al público de la provincia de Málaga.

Para dar cobertura legal a sus actividades, usaban a "un hombre de paja" cuya identidad utilizaban, siendo esta persona totalmente ajena a las actividades de esta banda.

Una vez identificados los miembros que componían la banda y tras arduas investigaciones, se localizó la nave y el desguace donde se manipulaban los vehículos antes de su exportación.

Solicitado del Juzgado competente los correspondientes mandamientos de entrada y registro, se llevaron a cabo, y durante los mismos se intervino un vehículo marca Audi modelo A6 valorado en 80.000 euros que había sido sustraído en la localidad de Marbella y que estaba siendo preparado para su exportación.

También se decomisó diversa documentación de exportación falsificada, soportes informáticos así como material para la alteración de las placas de matrícula.

Por tales hechos, fueron detenidas 5 personas como presuntos autores de sendos delitos de sustracción de vehículo a motor, falsificación de documento público, simulación de delito y asociación ilícita.

Una vez identificados se concluyó que se trata de un individuo cuyo nombre se corresponde con las iniciales E.E.V.G., de nacionalidad argentina y 21 años de edad; O.J.G., también de nacionalidad argentina, de 64 años; K.O.G.A., de nacionalidad ghanesa, de 34 años; I.M.C., de nacionalidad española y 38 años de edad y D.M.C., de la misma nacionalidad que este último y 35 años. Todos ellos son residentes en localidades de la Costa del Sol.

Los detenidos, así como los efectos intervenidos a la banda desarticulada, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 6 de Málaga.

Debido a las ramificaciones tanto nacionales como internacionales de la organización, la operación continua abierta, según informó ayer la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Guardia Civil a través de un comunicado, en el que añade que no se descartan nuevas detenciones de más miembros de la banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios