Hallan a 16 inmigrantes en un contenedor de un barco atracado en Algeciras

  • Los estibadores los encontraron tras una travesía de diez días desde Ghana, de donde proceden

Los inmigrantes estaban ocultos en un contenedor. Los inmigrantes estaban ocultos en un contenedor.

Los inmigrantes estaban ocultos en un contenedor. / m. g.

Estibadores del puerto de Algeciras localizaron ayer a 16 migrantes de origen subsahariano que viajaban escondidos como polizones en contenedores del buque Panther, un mercante con bandera de Liberia que hizo escala en APM Terminals Algeciras en la noche del domingo procedente de Ghana.

Los migrantes, todos hombres y adultos, habían permanecido ocultos en condiciones extremas al menos diez días antes de ser encontrados a primera hora de la tarde de ayer durante las labores de carga y descarga de mercancías, según la Policía Nacional. Pese a las duras condiciones de la travesía, ninguno tuvo que ser trasladado a centros sanitarios y fueron atendidos sobre la cubierta del portacontenedores.

El armador del buque tendrá que repatriar a los migrantes por el protocolo de polizones

El hallazgo se produjo cuando la cuadrilla de estibadores que operaba sobre el buque se percató de la existencia de personas en el interior de un par de contenedores que estaban apilados en un nivel intermedio entre la bodega y la cubierta. Es decir, los cajones tenían otros apilados encima. Inmediatamente dieron aviso tanto a la tripulación del mercante como a la Policía Nacional y los sanitarios. Mientras llegaban, los estibadores tuvieron que realizar una compleja maniobra para situar los contenedores para que los migrantes pudieran salir sin sufrir daños.

Prácticamente todos presentaban síntomas de deshidratación y cansancio extremo por las condiciones de hacinamiento en las que habían realizado la travesía hasta Algeciras. El Panther había salido desde el puerto ganés de Takoradi, al oeste del país africano, el viernes 6 de octubre.

Fuentes portuarias explicaron que los polizones realizaron todo el viaje sumidos en la oscuridad dada la localización de los contenedores. Una vez que el grupo se recompuso tras recibir agua y comida, la Policía Nacional puso en marcha las labores de identificación y las diligencias conforme al protocolo para polizones.

Al no haber tocado tierra, sobre estas personas no se aplica la Ley de Extranjería, sino el protocolo internacional sobre polizones. Merced al mismo, los migrantes quedaron bajo custodia del capitán del buque y debe ser el armador del barco quien se encargue de la repatriación, bien aprovechando la ruta marítima hacia Ghana -y manteniendo durante todo el tiempo que sea necesario al grupo custodiado- o por cualquier otra fórmula que costee la naviera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios