Incautados 1.680 kilos de hachís en El Rompido e Isla Cristina

  • Los agentes tuvieron que recuperar varios fardos antes de que los cogieran algunos bañistas

La Guardia Civil ha asestado dos importantes golpes al narcotráfico en la costa de Huelva con sendas operaciones contra el tráfico de hachís. La operación más importante se desarrolló en la desembocadura del río Piedras, justo frente a la zona conocida como Chalé de Chamaco, en Nuevo Portil, donde agentes de la Benemérita intervinieron en primera instancia un alijo de hachís de 1.350 kilos, distribuidos en 45 fardos, cuando eran descargados desde una embarcación hasta la misma orilla de la playa, deteniendo a doce presuntos narcotraficantes de nacionalidad rumana. Los detenidos fueron trasladados a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva.

Según las primeras hipótesis de los investigadores, esta operación tiene conexión directa con otra que se desarrolló posteriormente a la altura de la urbanización La Galera y de la zona donde antiguamente se encontraba el camping Catapum, conocida como Playa de San Miguel, al igual que la anterior dentro el término municipal de Cartaya.

En este caso, y con la ayuda de la Policía Local de Cartaya, fueron aprehendidos otros 11 fardos de hachís que contenían 330 kilos de droga, que al parecer los narcos detenidos la madrugada anterior en Nuevo Portil habían arrojado al mar desde la embarcación en que estaban procediendo a su alijo, y que al bajar la marea quedaron esparcidos tanto por la orilla de la playa de San Miguel como por la de la Flecha de El Rompido.

Según testigos presenciales, los agentes de la Policía Local de Cartaya, junto con una pareja de la Guardia Civil, se vieron obligados a intervenir rápidamente, incluso introduciéndose algunos de ellos en el agua, para recuperar los fardos cuanto antes y evitar que las numerosas personas que ya a eso del mediodía habían acudido a las playas empujados por el buen tiempo, se llevasen parte de la droga, ya que según los mismos testigos "algunos lo intentaron". Finalmente, la droga fue recuperada por la Policía Local e introducida inmediatamente en su coche patrulla para ser entregada posteriormente a la Guardia Civil. Los fardos recuperados en la orilla de la Flecha fueron trasladados en barco hasta la playa de San Miguel.

En total, se han aprehendido en la ría del Piedras un total de 1.680 kilos de hachís que, podrían haber alcanzado un valor en el mercado negro de más de 70.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios