Un bar de Jerez deberá pagar a un cliente herido por el portero

  • La Junta está abierta a estudiar la legislación tras la muerte de Ussía

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Jerez, Teresa Herrero, ha condenado al dueño de un bar de copas de la ciudad a pagar de forma subsidiaria 1.497,27 euros a un cliente que fue maltratado y lesionado por el portero y el encargado del establecimiento.

Los hechos tuvieron lugar 03:30 de la madrugada del 14 de julio del año pasado, cuando el cliente y otras personas que le acompañaban fueron impelidos a abandonar el local. El cliente pidió explicaciones y el libro de reclamaciones, "momento en el que fue agarrado fuertemente del brazo por el empleado de seguridad del establecimiento, que actuaba bajo las órdenes del encargado, que fue quien le indicó que lo echara del local", relata la sentencia. En cuanto salieron de la parte cubierta del local a la terraza, el cliente recibió un puñetazo del empleado de seguridad. El denunciante sufrió lesiones que no terminaron de sanar hasta treinta días después.

La juez Teresa Herrero condena al encargado y al portero del local por una falta de lesiones al pago de 120 euros de multa, a lo que se une una indemnización directa de 1.497,27 euros al agredido por las lesiones que sufrió subsidiariamente con las empresas para las que trabajaban ambos, Kapote Puerto SL y Menkeeper.

Aunque en el caso del establecimiento jerezano las consecuencias de la agresión han sido leves, la muerte del joven de 18 años Álvaro Ussía en una discoteca de Madrid el pasado fin de semana ha puesto en tela de juicio la protección ciudadana contra este tipo de ataques. Sólo Cataluña cuenta con legislación específica, mientras que en Madrid se ha aprobado un decreto regulador de la actividad a raíz del suceso. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se mostró ayer abierto a estudiar la legislación que se aplica a los porteros de bares y discotecas, pero consideró que la que se aplica actualmente es suficiente para evitar sucesos similares. El presidente del Ejecutivo andaluz aseguró en Almería que muchas veces piensa que "la actividad de los porteros, entre comillas, de este tipo de locales es ilegal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios