La Junta blinda otra vez los sueldos de los directivos de Canal Sur

  • Modifica la ley de presupuestos y permite que 16 de los 35 ejecutivos del ente público superen la nómina de la presidenta andaluza

A base de disposiciones transitorias la Junta de Andalucía sigue salvando del tajo salarial a los directivos de la Radio Televisión Andaluza (RTVA) que, desde el 1 de enero de 2013, debieran estar cobrando por debajo del sueldo fijado para la presidenta de la Junta (63.808 euros al año).

El Consejo de Gobierno aprobó ayer un decreto ley de medidas urgentes por el que modifica el Presupuesto de 2014 para exceptuar a los directivos de Canal Sur que, por primera vez igualados al resto de los directivos de las restantes empresas públicas, estaban obligados desde principios de año a adaptar su salario al de un viceconsejero (55.860 euros).

No es la primera vez que la Junta los salva del recorte. A finales de diciembre de 2012, justo antes de que tuvieran que igualar su sueldo al de un viceconsejero por la aplicación del decreto ley de medidas para el reequilibrio económico-financiero aprobado ese julio, la Junta acordó una nueva tabla salarial asimilada a los contratos de los trabajadores. La RTVA, organismo dependiente de la Consejería de Presidencia, pagaría a su máximo dirigente 78.522 euros porque, según la Junta, éste era el sueldo más elevado de un trabajador y no tendría sentido que un jefe ganase menos.

La entonces consejera de Presidencia y hoy presidenta, Susana Díaz, afirmó en la presentación de este contrato programa por el que la Junta garantizó al ente una transferencia de 138 millones al año hasta 2015 que esta tabla salarial sería "transitoria" hasta que se aprobase un nuevo convenio antes de septiembre y que la Junta deseaba para el primer trimestre.

Los deseos pasaron de largo, se produjo la dimisión de Pablo Carrasco para crear su productora y su sustituto, Joaquín Durán, no alcanzó un acuerdo con los trabajadores. El convenio expiró en septiembre sin que se produjese el recorte de salarios, ni de directivos, ni de cientos de trabajadores, y finalmente se acordó en el SEPI una ultraactividad de un año, hasta septiembre de 2014.

La Junta se agarra ahora a estos plazos para prorrogar los privilegios salariales de los directivos de Canal Sur y los mantendrá hasta que se firme un nuevo convenio. El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, justificó la medida en "evitar que se produzcan distorsiones salariales entre el equipo directivo y la plantilla que dirige". Si llega octubre y el acuerdo sigue sin producirse, habría un mes para acometer un plan que adecue las retribuciones. El sindicato CCOO lamentó ayer este "vergonzoso" acuerdo y entendió que "premia" a Durán y a su equipo e intuyó que no tendrán prisa en firmar un nuevo convenio mientras sigan ganando por encima de la presidenta. La representación sindical ha basado su lucha contra el recorte a los trabajadores pidiendo un recorte de salarios de directivos y del Consejo de Administración que, con 15 representantes de los partidos políticos, consume más de un millón de euros al año. Vázquez afirmó que "no se descarta" una reducción del Consejo.

El organigrama de la RTVA se mantiene sin director general ante la nula voluntad de la Junta de emprender la negociación con los partidos políticos para consensuar un nombre en el Parlamento.

Dirige el ente el subdirector gerente, Joaquín Durán, que mantiene gracias a este decreto un salario de 78.522 euros, el sueldo asignado para el nivel A1 y A2, en total, diez directivos. Otros seis ganarían 73.505 euros. Los restantes 19, hasta 35, cobrarían unos 50.000 euros. Ni la Junta ni la RTVA facilitaron la cuantía concreta. Según Vázquez, "varias decenas" de trabajadores de la plantilla de Canal Sur también superan el tope salarial de la presidenta de la Junta.

Canal Sur terminó el año con una cuota del 10% de pantalla (la tercera opción). Durán reconoce un millón de déficit en 2013. El déficit acumulado es de 123,4 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios