El Parlamento apoyará el permiso para incurrir en déficit a los ayuntamientos

  • Chaves comparte con los alcaldes la "urgencia" de solucionar la asfixia de los municipios y les ofrece unos presupuestos que no convencen al PP · Acepta negociar con la FAMP la deuda histórica

Comentarios 5

La reunión ayer del Consejo Andaluz de Concertación Local, órgano mixto integrado por el Ejecutivo autónomico y los gobiernos locales representados por La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), inició la "hoja de ruta" encaminada a solucionar una de las asignaturas pendientes en el entramado de competencias de las administraciones públicas: la insuficiencia financiera de los ayuntamientos, agravada en tiempos de crisis hasta la "asfixia".

Los ayuntamientos habían aprobado por unanimidad un documento de base. En él delimitaron las competencias que quieren asumir y la necesidad de que se les incremente la financiación por parte del Estado y la Junta. En ambas reivindicaciones encontraron el apoyo y compromiso del presidente de la Junta. En su intervención ante los alcaldes, Manuel Chaves aseguró que apoyará en el Parlamento que se solicite al Gobierno la reforma de las leyes que regulan las haciendas locales, así como la necesidad de reclamar al Estado la posibilidad de que se pueda "flexibilizar" el cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria -capacidad de endeudamiento- por parte de los ayuntamientos, cuyo límite actual está en el 0,2%. Las comunidades autónomas ya han podido incurrir en un déficit de hasta un 1% .

"En estos momentos, la estabilidad debe acompasarse a los ritmos de la economía real", consideró el presidente de la Junta en su alocución ante los alcaldes. Chaves avaló que, ante la crisis, el déficit es "necesario para que la acción de las administraciones públicas tenga un efecto anticíclico".

El problema de la financiación local requiere para el presidente de la Junta una reforma estatal y un acuerdo nacional, pero descartó que la Administración autonómica se "lave las manos" ante el problema. En la rueda de prensa posterior a la reunión, Chaves recordó el compromiso de la Junta de que en el primer semestre de 2009 lleguen al Parlamento andaluz la Ley de Participación de las Corporaciones Locales en los tributos de la comunidad y la Ley de Régimen Local, que incluirá un catálogo de competencias cedidas.

La "urgencia" de los ayuntamientos puede ser aliviada con los presupuestos de 2009, de los que Chaves destacó las partidas destinadas a los municipios, las que han experimentado mayor crecimiento y con un montante que no encuentra parangón en otras regiones. En ellas anunció un nuevo fondo autonómico para la inmigración, dotado con un 1,4 millones de euros.

Los presupuestos no convencen a los alcaldes del PP. Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella y vicepresidenta de la FAMP, consideró que "evidentemente, no dan respuesta a nuestros problemas. Si hablas con cualquier ayuntamiento te dirá lo mismo: no abordan la cuestión estructural de la financiación ni de las competencias", expuso. Francisco de la Torres, alcalde de Málaga, indicó que "los ayuntamientos tienen muchas necesidades que cubrir; hubiese sido bueno, en cualquier caso, mayor inversión".

Pero el malestar de los populares residió en la negativa del presidente de la Junta a que se destine a los ayuntamientos parte de la deuda histórica, resolución que había aprobado el lunes la FAMP. Chaves fue muy explícito al considerar que esto supondría una "distorsión" de la base jurídica y social de lo que determina la Disposición Adicional Segundo del Estatuto. A pesar de su contundencia, dejó una puerta abierta a la "negociación" con la FAMP siempre y cuando las cantidades que se determinen vayan destinadas a los servicios públicos en los que se basa esa reclamación. "Estoy dispuesto a discutir con los ayuntamientos, no el 50% sino el 100% de la deuda histórica, pero siempre y cuando el dinero sea destinado a sanidad, educación o vivienda, porque dedicar ese dinero a una financiación incondicional supondría distorsionar esta reclamación recogida en el Estatuto", afirmó.

Francisco Toscano, presidente de la FAMP, aceptó la invitación del presidente al considerar "absurdo" que la Junta no cuente con los ayuntamientos en el reparto de la deuda histórica, cuantía que debe acordar aún con el Gobierno central. "Tenemos que participar en la forma que sea", subrayó Toscano, que se congratuló del compromiso de Chaves en defender la flexibilización de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios