"Para conservar hay que tener una base, y la da la investigación"

"Para conservar es necesario tener una buena base y esa base te la da la investigación científica; hay que ser sistemático, conocer los problemas, comparar, usar estadísticas y hacer modelos, y eso te lo dan años de trabajo como investigador". Juan José Negro, director de la Estación Biológica de Doñana (EBD), ha sido el cicerone de la Reina en su visita al centro con motivo del cincuentenario de su creación. En 1964, la EBD daba sus primeros pasos con media docena de investigadores y un director "infatigable" (José Antonio Valverde), recordó Negro. La estación ha ido creciendo a lo largo de todo este tiempo, y suma ya trescientos científicos, técnicos y administrativos "que trabajan en todos los confines del mundo, desde la Antártida hasta Sudamérica". Su responsable confía en que esta infraestructura celebre muchos más aniversarios, como el que conmemora este año.

"La biología de la conservación, yo añadiría que de la biodiversidad, es ya una ciencia consolidada y la contribución de la Estación Biológica de Doñana, y me cuesta decirlo porque soy su director, es muy relevante, y así se reconoce desde instancias internacionales", comenta Negro.

La EBD estudio de fenómenos como el cambio climático, que puede alterar gravemente Doñana por el aumento del nivel del mar o la salinización de las marismas, las especies exóticas invasoras o la pérdida de biodiversidad que amenaza a especies como el lince o el águila imperial ibéricas.

La EBD nació para gestionar las diez mil hectáreas que el CSIC y World Wildlife Fund (WWF) compraron en el interior de Doñana para salvarlas de los proyectos agrarios y forestales que las amenazaban.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios