Un hombre es detenido en Huelva acusado de matar a puñaladas a una mujer

  • La víctima es una colombiana de 42 años y con un hijo, pareja del agresor, que cayó a un patio interior desde un quinto piso

Las negras estadísticas del Instituto de la Mujer la sitúan como la víctima 54 de la violencia de género en España en este 2009 que está a punto de cerrar página. Detrás del número hay una historia y un nombre: Amelia, una inmigrante de nacionalidad colombiana de 42 años, que deja un hijo menor de edad y probablemente más familia.

A la espera de los resultados del informe de autopsia (que se practicará en la jornada de hoy) para conocer las circunstancias que rodearon la muerte de Amelia H.G., la Policía Nacional mantiene detenido desde primera hora de ayer a un joven de 21 años (con el que la mujer mantenía una relación sentimental), cuya identidad responde a las iniciales R.M.T., de origen cubano, como presunto autor de la muerte. Todo ocurrió en Huelva.

El crimen de Amelia se descubrió la misma mañana del día de Navidad. Fueron los vecinos del número 38 de la Avenida Federico Molina, donde residía la víctima con su presunto agresor, los que alertaron a la Policía de que el cuerpo de una mujer yacía en un patio interior del edificio.

Amelia y el presunto autor de su muerte compartían techo en el quinto derecha del inmueble, precintado por orden del Juzgado de Instrucción número 3, piso en el que además residían el hijo menor de la víctima y una mujer. Ninguno de los dos últimos se encontraba en la casa en la madrugada del 25 de diciembre, cuando la Policía sospecha que ocurrió la agresión mortal. "Notamos cierto trasiego, vecinos nuevos en el piso, lo que no sabemos es si la mujer tenía alquilada alguna habitación", manifestaba una vecina.

Mientras los investigadores continúan tomando declaración tanto a residentes del edificio como al presunto autor del crimen, este periódico ha podido saber que la mujer presentaba algunas heridas de arma blanca y que en la casa había restos de sangre. Aún está por determinar (la autopsia lo dirá) si Amelia fue herida mortalmente y posteriormente arrojada al vacío por su agresor o si pudo caer al patio huyendo precisamente del que era su compañero sentimental.

54

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios