cómics

Dioses y monstruos

  • El volumen muestra a un Jack Kirby desatado, literaria y visualmente, a través de personajes que muestran su portentosa imaginación

Una imagen de la obra de Jack Kirby. Una imagen de la obra de Jack Kirby.

Una imagen de la obra de Jack Kirby.

Se acaba 2017, el año del centenario del nacimiento de Jack Kirby, en el que Panini nos ha brindado títulos como King-Size Kirby, un soberbio libro antológico de más de ochocientas páginas, o Dinosaurio diabólico, reedición en un solo volumen de una de esas rarezas que firmó a mediados de los setenta. La bibliografía de Kirby es amplísima y todavía hay títulos suyos inéditos en castellano, delicias del inicio de su carrera como Capitán América o Stuntman, o trabajos crepusculares del calibre de Destroyer Duck o Captain Victory. Sin embargo, nos podemos felicitar porque lo más granado de su producción, que había permanecido en el olvido durante tanto tiempo, se encuentra hoy disponible en librerías.

Especialmente gozosa está siendo la recuperación de uno de sus trabajos más importantes, Thor, que conforma, con Los Cuatro Fantásticos, la cúspide de Kirby en la Marvel de los sesenta. Y ahora… ¡Galactus!, que es como se llama el tomo cuarto de la reedición en la colección Marvel Gold, nos trae a un artista desatado, literaria y visualmente, enfrascado en sagas cósmicas que son el germen del futuro Cuarto Mundo. Galactus (el devorador de mundos), Ego (el planeta viviente), los colonizadores del planeta Rigel, el Registrador o Él (que más tarde se convertiría en Warlock) son algunos de los personajes que pueblan estas páginas y que dan cuenta de la portentosa imaginación del autor, cada vez menos dependiente de Stan Lee. Algunas de estas páginas, como la regia representación de Odín o los espectaculares collages, podrían figurar en cualquier exposición de arte pop, y es un privilegio poder disfrutar de ellas a su tamaño original y en color por primera vez en nuestro idioma. Estos tebeos marcan el final de la etapa de Kirby y el inicio de lo que vendría después, comenzando con un par de episodios de Neal Adams y otros cuantos de John Buscema, dos excelentes artistas que palidecen en la comparación con el Rey. Son los números 160 a 183 de The Mighty Thor, publicados originalmente con fechas de cubierta de 1969 y 1970, a los que acompaña el habitual apartado de material extra, con textos, bocetos, dibujos poco conocidos y hasta las viejas portadas realizadas por López Espí para Vértice.

También de Kirby son los primeros episodios de El increíble Hulk. ¿Hombre o monstruo?, otro tomo de la colección Marvel Gold que, en esta ocasión, reedita las primeras historietas del mismísimo Hulk. Es un Kirby más primitivo, pero no menos encantador, al que acompañan el guionista Stan Lee y el puñado de artistas que tomó las riendas tras la marcha del dibujante: Steve Ditko, Gil Kane, John Romita, Dick Ayers o Marie Severin (una de las pocas mujeres que trabajó en la industria del cómic durante aquellos años). Van compilados los seis números del primer volumen de The Incredible Hulk (1962-63), así como todas las aventuras del monstruo en Tales to Astonish (1964-68), cabecera que acabaría siendo renombrada como The Incredible Hulk a partir de su número 102, también incluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios